August 11, 2022

La inflación de Estados Unidos se aceleró en junio más de lo previsto por especialistas y alcanzó a 9,1% interanual, con lo que batió en junio un récord en los últimos 40 años. En este contexto, los principales índices de la Bolsa de Nueva York abrieron a la baja, pero con el correr de la sesión los inversores comenzaron sopesar los datos, y analizaron que una desaceleración económica puede llegar a ayudar a bajar la inflación.

En este contexto, el índice de referencia S&P 500 cedía 0,1%, el Dow Jones caía un 0,3% y el tecnológico Nasdaq avanzaba 0,15%.

El dato publicado hoy por la Oficina de Estadísticas Laborales (BLS) puso en alerta a toda la plaza de Nueva York y aumenta la presión en la Reserva Federal de Estados Unidos (FED) a subir su tasa de referencia.

Analistas habían previsto una inflación de 1,1% mensual y se sorprendieron con el 1,3% publicado hoy, por lo que todavía no hay consenso si este número representa el punto más alto del fenómeno monetario.

La inflación de Estados Unidos se aceleró en junio más de lo previsto por especialistas y alcanzó a 9,1% interanual, con lo que batió en junio un récord en los últimos 40 años. En este contexto, los principales índices de la Bolsa de Nueva York abrieron a la baja. El índice de referencia S&P 500 cedía 0,4%, el Dow Jones restaba un 0,6% y el tecnológico Nasdaq caía 0,2%.

“Esto va a reafirmar la política de la FED de subir la tasa de interés a finales de junio. Todavía no han podido hacer un soft landing, por lo que el mercado va a esperar un contexto más bearish para los próximos meses”, apuntó un reconocido economista de la city porteña.

Además, precisó que “la caída del precio de los commodities y la inflación de Estados Unidos no son datos nada auspiciantes para Argentina“.

s

El dato publicado de inflación en los Estados Unidos puso en alerta a toda la plaza de Nueva York

“Esto va a reafirmar la política de la FED de subir la tasa de interés a finales de junio. Todavía no han podido hacer un soft landing, por lo que el mercado va a esperar un contexto más bearish para los próximos meses”, apuntó un reconocido economista de la city porteña.

Además, precisó que “la caída del precio de los commodities y la inflación de Estados Unidos no son datos nada auspiciantes para Argentina”.

Bonos

Los bonos en dólares en moneda dura mostraban un rebote con alzas de hasta 1,9% liderados por el AL35D, mientras que los títulos en pesos registraban ganancias de hasta 3% encabezados por el PR13.

“Los globales vivieron el martes otra rueda para el olvido. El descenso lento y doloroso del segmento comenzó a tomar fuerza en mayo, y desde entonces, ningún anuncio macroeconómico ni cambio de ministro alcanzó para imprimir nuevas expectativas en el mercado.  De esta manera, alcanzó un nuevo mínimo post reestructuración en u$s20,91, hundiéndose otros 57 centavos, apenas una semana después de su último mínimo”, señalaron desde Portfolio Personal Inversiones.

Y apuntaron desde PPI que resta esperar si el reciente anuncio del BCRA respecto a la adición de un Put sobre los instrumentos del Tesoro para sostener los rendimientos en el segmento pesos “inspira en el mercado nuevas expectativas, cuando en realidad se esperaban medidas económicas concretas para salir de la crisis y espiral inflacionaria”.

s

La bolsa porteña operó con una caída de 0,3%

Merval

La bolsa porteña operaba con una caída de 0,3%, en línea con el mal clima de negocios a nivel global. Así, las bajas de las empresas que conforman el panel líder eran encabezadas BYMA (-4,5%); Cablevisión (-2,5%); y Grupo Financiero Galicia (-2,31%).

ADRs

Las acciones argentinas que cotizan en la Bolsa de Nueva York recuperaron algo de terreno operaban con altibajos. Las ganancias eran marcadas por Edenor (4,2%); Irsa (2,1%); y Pampa Energía (1,7%).

Las bajas eran registradas por Banco Macro (-2,4%); Grupo Financiero Galicia (-2,3%); y Banco Supervielle (-2,3%).

Riesgo país

El riesgo país se mantenía sin cambios a 2.729 puntos básicos y continúa con valores récord desde la reestructuración de deuda en el 2020.

¿Se adelantó la recesión en Estados Unidos?

Un análisis global hecho por Martín Polo, estratega en jefe de Cohen, señaló que la elevada inflación y la suba de tasas de interés de la FED comenzaron a sentirse con más fuerza en el nivel de actividad.

“Todo indica que en el segundo trimestre el PBI volverá a caer, por lo que la economía americana entraría en un ciclo recesivo. Ahora resta saber cuán profunda será y qué duración tendrá. Mientras tanto, pese a la suba de tasas y una menor actividad, la inflación no cedió y cerró el primer semestre por encima de lo esperado. Esto sigue presionando a la FED para que continúe con el alza de tasas y la reducción de su hoja de balance”, estimó Polo.

También explicó que con los precios de los commodities en baja, alejándose de los máximos del año, el mercado está a la expectativa de que la inflación encuentre su punto de inflexión, aunque teme que esto suceda por una caída más fuerte del nivel de actividad.

“Esperamos los resultados corporativos del 2Q22: es muy probable que, ante esta situación, las perspectivas de ganancias se corrijan, por lo que el ciclo bajista del mercado puede extenderse”, concluyó el estratega en jefe de Cohen.

Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published.