August 10, 2022
Si estás pensando en montar un pc de sobremesa, lo mejor que puedes hacer es esperar

No es el mejor momento para montar un ordenador de sobremesa, así que si estabas pensando en hacerlo mejor es que esperes unos meses y leas lo que te comentamos.

Los ordenadores de sobremesa son elementos que están presentes en casi todos los hogares y, aunque el mercado de los portátiles está en pleno auge, lo cierto es que los equipos con un monitor, teclado y ratón siguen de actualidad gracias a que cuentan con ventajas como es la capacidad de ser actualizables en componentes.

Y, es que, la mayor ventaja de los ordenadores sobremesa es que la obsolescencia es algo que llevan bastante bien. Esto se debe a que son equipos los cuales pueden ser abiertos de par en par para poder actualizar sus partes, arreglar desperfectos y, sobre todo, realizar mantenimientos que permiten que siempre estén en su máximo esplendor.

De hecho, al contar con estas características intrínsecas al tipo de equipo lo que ocurre es que muchos tipos de usuarios quieren hacerse con un ordenador de sobremesa. La mejor forma de hacerlo y la que se suele recomendar es el clásico “hazlo tú mismo” que se traduce en investigar, comprar las piezas y montarlas en un chasis.

No es el mejor momento para montar un ordenador de sobremesa por piezas

Sí, elegir los componentes entre los que se incluye la caja, fuente de alimentación, placa base, RAM, tarjeta gráfica, procesador, almacenamiento y refrigeración es una tarea que requiere tiempo. Pero normalmente este tiempo está bien invertido y más con un mercado que parece apuntar a que es el momento de montar un pc de sobremesa.

Puede que con la bajada de precio de las tarjetas gráficas creas que es el momento perfecto para lanzarte a la aventura y montar tu primer ordenador de sobremesa o, incluso, renovar el que ya tienes y no has podido hacer debido a la crisis de procesadores y a la minería. Pese a que parezca el momento indicado, lo cierto es que es mejor esperar.

Lo primero a tener en cuenta es que la minería parece estar llegando a su fin y esto hace que las tiendas de segunda mano o plataformas como Wallapop, Milanuncios o, incluso, foros de compra y venta se llenen de ofertas de tarjetas gráficas con precios de ensueño. Pero estas tarjetas no son una compra recomendable.

Hay que desconfiar de cualquier gráfica de la serie 30 de NVIDIA que esté por menos de 300 euros y más cuando estas tienen claros signos de uso o se especifica que han sido empleadas para minar activos como Bitcoin o Ethereum. ¿Por qué? La respuesta es sencilla: han estado trabajando veinticuatro horas al día todos los días de la semana.

Este exceso de trabajo en las tarjetas ha hecho que la mayoría presente problemas en cuanto a la refrigeración y, es que, no es normal el tener funcionando un componente como este durante tanto tiempo al máximo rendimiento. Lo más probable es que la pasta térmica no esté en su mejor momento y la vida útil que puede ofrecer no será la mejor.

Pese a que esto puede parecer una razón de peso, todavía hay más por las que es mejor esperar para montar un ordenador de sobremesa. Y, es que, tanto NVIDIA como AMD tendría en mente lanzar su nueva generación de gráficas dentro de poco. En este caso lo mejor sería aprovechar ese momento para realizar dos acciones excluyentes.

La primera acción es comprar una tarjeta gráfica de última generación y, por lo tanto, hacer frente al desembolso que esto conlleva. La segunda acción es comprar una tarjeta de la generación anterior, siendo las NVIDIA GeForce 3000 las que conformarían este grupo de componentes y, por lo tanto, su precio debería descender.

Además, no solo está el hecho de que las compañías vayan a renovar las tarjetas gráficas. Las nuevas generaciones de procesadores ya estarían entre nosotros, aunque se esperan varios lanzamientos antes de final de año. Al contar con nuevos procesadores lo lógico y esperable es que los de la generación anterior bajen de precio.

Esperar una bajada de precio es algo arriesgado, pero suele compensar a la larga si no se quiere hacer un desembolso enorme de dinero. Pero esto último también es una opción, aunque está claro que hay que tener en cuenta el sobrecoste inicial que significa apostar por componentes recién lanzados al mercado.

Es uno de los peores momentos para montar un ordenador de sobremesa íntegro, pero es el momento adecuado para hacerlo poco a poco y con vistas a unos meses. La mejor estrategia a seguir en caso de que no exista ninguna urgencia por adquirir componentes para montar un ordenador de sobremesa es comprar pausadamente.

Para hacer esto lo primero que hay que hacer es estudiar el mercado, establecer un presupuesto y a partir de ahí estar atento a cualquier tipo de oferta que sea irresistible. Vamos, se trata de comprar cuando los precios bajen por debajo de unos márgenes bien marcados y de manera separada para que el desembolso sea repartido.

Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published.