August 13, 2022
¿Se podrá suprimir la “mermelada”?

La conformación de unas mayorías parlamentarias por el entrante gobierno de Gustado Petro, le van a facilitar la aprobación de un extenso listado de iniciativas de gran impacto y enorme importancia como la reforma tributaria, el impuesto a las bebidas azucaradas, la disminución de vacaciones de los congresistas, la transformación (¿o supresión?) de la Procuraduría, etc.

De los 295 congresistas que se posesionaron, 181 de ellos son nuevos, lo que significa que son novatos en la tarea de legislar, mientras que 113 repiten curules. Es decir, el 61% de sus miembros vienen sin las componendas que sus antecesores pactaron con los anteriores gobiernos, incluido el de Duque.

Estas prácticas que han sido realizadas tradicionalmente por el Ejecutivo durante décadas, tuvieron como finalidad “aceitar” la maquinaria parlamentaria que facilitaba la aprobación de las propuestas legislativas del Presidente sin ninguna discusión.

Es así como a punta de puestos, entrega de instituciones para su manejo directo, contratos y cupos indicativos con nombre propio, los últimos gobiernos han distribuido la famosa “mermelada” entre los congresistas de la bancada gobiernista.

El gran reto que tiene ahora el Presidente electo es el de gobernar de manera transparente sin recurrir a estas maniobras que llevan a la corrupción y le quitan independencia al Legislativo. En un sistema presidencial como el colombiano, el Congreso debe ejercer una labor de colaboración con el Ejecutivo, pero sin perder su autonomía y control a los proyectos de ley, cumpliendo así con el principio de los “pesos y contrapesos”.

Petro no debe sucumbir a las presiones de algunos congresistas, que solo han logrado subsistir en la vida política por la “clientela” y las prebendas que les han facilitado su indefinida reelección.

Es indispensable desmontar el clientelismo y la vieja forma de hacer la política. Para ello es preciso que el nuevo mandatario se libere de esta tradición politiquera, y que el Congreso deje de ser el ciego aprobador de las propuestas gubernamentales, ejerciendo su labor de manera responsable.

Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published.