August 10, 2022
Otra cubana de 82 años llega a EE.UU. junto a su hija a través de Nicaragua

Otra cubana de 82 años llegó a Estados Unidos tras hacer “la travesía de los volcanes”, la ruta que inicia en Nicaragua y termina tras el cruce del río Bravo en la frontera entre México y Texas, según reporte de medio de prensa en Florida.

La cubana Heidys Sancho contó este martes a First Coast News, una estación de televisión en la ciudad de Jacksonville donde reside, que su madre y abuela de 82 años huyeron de Cuba a Nicaragua, cruzaron la frontera de otros tres países hasta llegar en junio último a Estados Unidos.

“Mi abuela puso su vida literalmente en riesgo. Con 82 años, dejó su país para venir por cuatro países y cruzar un río, solo por ser libre, solo por tener unos derechos. Es increíble”, comentó Sancho al citado canal de Florida.

Dijo, además, que para hacer ese viaje lo vendieron todo y utilizaron el dinero para escapar.

Afirmó, también, que su familia estuvo bajo hostigamiento de las autoridades en la isla luego de que ella saliera a protestar en Jacksonville por la libertad en Cuba.

“Eso fue un gran problema para mi familia en Cuba, porque empezaron a llamar a sus puertas y a decir: ‘Oye, ¿qué está haciendo tu hija?’”, comentó, además.

Ese día” del que habla Sancho es cuando los cubanos salieron a las calles a protestar el pasado mes de julio. Sancho estuvo con ellos en una protesta en Jacksonville. Ahora, ella dice algo que le dijo a First Coast News el año pasado que sigue siendo cierto.

La abuela de Sancho sería el tercer caso conocido de octogenarios cubanos que han emigrado por la ruta nicaragüense hasta cruzar el peligrosísimo río Bravo por Piedras Negras, en el estado de Coahuila, localidad ubicada cerca de Eagle Pass, en Texas.

En mayo de este año, una abuela cubana de 82 años logró cruzar el río Bravo en compañía de su nieto y dejó claro que no hay límites para emigrar cuando se vive en una situación desesperada.

El cruce fue reportado por el periodista de Telemundo 51 Yusnaby Pérez, quien logró captar el momento en el que la anciana arribó a suelo estadounidense por la frontera sur de Texas, adonde se ha desplazado el reportero para documentar el aumento del flujo de cubanos solicitantes de asilo,

También en junio último trascendió que el cubano Esber Rodríguez, natural de Holguín y de 83 años llegó a Estados Unidos tras cruzar la frontera con México, tras una travesía por seis países.

El anciano salió de Cuba el pasado 29 de mayo junto a su hijo Eduardo. Ambos realizaron un largo y difícil viaje que incluyó República Dominicana, Jamaica, Nicaragua, Honduras, Guatemala y el propio México.

A principios de este mes igual trascendió el caso de la cubana Gema Haro, de 67 años, quien logró llegar a Estados Unidos tras una difícil travesía de casi tres meses que inició en Nicaragua y la llevó por varios países de Centroamérica, hasta el norte de México. 

Si bien la crisis migratoria cubana se evidencia en la salida mayoritaria de jóvenes, también personas adultas mayores han decidido tomar el riesgo en la peligrosa ruta desde Nicaragua hasta la frontera de EE.UU. con México, y se han aventurado en el peligroso río que ha causado la muerte de al menos 60 personas en lo que va de año.

Entre esas personas de más de 60 años, está el caso del cubano de 70 años Enrique Torreblanca, quien se reencontró con su hijo y conoció a su nieto después de una larga travesía desde Nicaragua.

“Crucé el río Bravo en una balsa, nos pasaron ahí un tramo, venía la Migra y tuve que tirarme. El agua me daba por el pecho”, relató el hombre. 

Asimismo, fue noticia la llegada de Julio Martínez, un cubano discapacitado que cruzo el río Bravo con una sola pierna para reencontrarse con su familia.

Para una administración estadounidense, esta es la mayor avalancha de refugiados cubanos de manera irregular en toda la historia. 

Las cifras de refugiados cubanos crecieron exponencialmente desde el comienzo del mandato de Biden y el anuncio de una política migratoria más flexible que la impuesta por la administración de Donald Trump.

Los ancianos son el grupo poblacional que atraviesa una peor situación en la isla. Al drama de personas empobrecidas por una ridícula pensión en medio de un irrefrenable aumento de precios, se suma la soledad en que ha quedado sumida toda una generación de abuelitos cuyos hijos, en muchos casos, abandonaron el país.

Muchos de ellos viven en pobreza y depresión por lo cual actualmente encabezan las crecientes cifras de suicidio, según los últimos datos de la Oficina Nacional de Estadísticas e Información sobre el tema.

Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published.