August 14, 2022
Oregón 2022: Una reverencia para Leyanis Pérez (+ Videos)

Imprimir

|

Leyanis Pérez firmó una excelente actuación. Foto: Ezra Shaw/Getty Images)

Parecía una consagrada sobre la pista rojiza del Hayward Field. La fuerza en la carrera, la amplitud del paso, la boca rígida, el no rendirse jamás. Quien la vio competir esta noche de seguro se impresionó con su altura y su físico ideal para el triple salto, y entre elogios y admiraciones tal vez muchos olvidaron que Leyanis Pérez, la cubana que acaba de terminar cuarta en el triple salto tiene apenas 20 años.

A esta final clasificó en el onceno lugar, única que consiguió el cupo entre tres muchachas de la Isla presentes en la clasificación. Ella, la menos experimentada, la novata en torneos de primer nivel. Solo eso bastaría para elogiarla, pero tal parece que Leyanis está hecha para ir siempre más allá.

Así lo hizo esta noche, con un segundo intento en el rompió su marca personal y la llevó hasta 14.70m. Justo en el momento ideal, en la competencia exacta. Eso que tantas veces se les pide a los mejores atletas cubanos, ella sola lo cumplió con creces.

Antes, en su primer salto finalista había llegado hasta unos 14.40m empujados por el viento, pero suficientes para asegurarse entre las ocho mejores de su primer campeonato mundial. Desde ahí se valía soñar. A fin de cuentas, abrió la tercera ronda sobre el podio, solo por detrás de la extraclase Yulimar Rojas (15.47m) y de la jamaicana Shaniecka Ricketts (14.89m), a la postre titular y sublíder de la prueba.

La batalla estaba por el bronce y Leyanis lo sabía. En esa tercera ronda marcó 14.39m, pero en la cuarta fue más fuerte y llegó hasta 14.54m. Aun no era suficiente y podía más. Quinto salto: 14.58m, hasta esta noche su antigua marca personal.

Sin embargo, en esa penúltima ronda la estadounidense Tori Franklin la aventajó por solo dos centímetros y llegó hasta 14.72m. Fue también el mejor brinco del año para ella, una cota que puso a Leyanis en la cuarta plaza.

En video, declaraciones de Leyanis Pérez:

Leyanis Pérez cuarto lugar en la final del triple salto con marca personal de 14,70 metros, es #Cuba en el Campeonato Mundial de #atletismo #oregon2022 pic.twitter.com/mfVRK7bBBb

— Rios Lopez (@RiosLopez3) July 19, 2022

Luis Zayas: La alegría de un sexto lugar

Saltador de altura Luis Enrique Zayas, joven promesa del atletismo cubano.Foto AP

Luis Zayas llegó a su segunda final mundial consecutiva en torneos de mayores sin otra aspiración que ir salto a salto. La estrategia le fue útil durante la ronda preliminar, cuando se sacudió de una mala temporada y contra todo pronóstico consiguió el cupo a la disputa de las medallas.

Ahora no fue diferente, y aunque no logró llegar al podio, terminar en un sexto lugar en un año como el suyo merece todos los aplausos. Para Luis, Oregón es una victoria. Su salto máximo de 2.27m la confirmación de que es posible soñar de nuevo con el salto alto cubano.

No pudo ir sobre unos 2.30m que consiguió a inicios de año, cuando la temporada bajo techo hacía prever muchas más sonrisas para él. Allí falló tres veces, las únicas veces en la noche que vio la varilla en el suelo tras un salto suyo. Antes fue la perfección.

Limpio sobre 2.19m, exacto en 2.24m, esperanzador por encima de 2.27m. Y en cada salto, parecía que llegaba a más, que podría seguir en una competencia codo a codo con los principales favoritos del mundo. Solo faltaban los rusos y los bielorrusos, privados de luchar aquí por los rejuegos de una política que jamás debería tocar al deporte.

Fuera de ellos compitieron todos los grandes de la especialidad en el año: el catarí Mutaz Essa Barshim, otra vez campeón con 2.37m, el sudcoreano Sanghyeok Woo, plateado con 2.35m, y el ucraniano Andriy Protsenko (2.33m), el más ineseperado de los medallistas.

Esta vez Zayas no lo consiguió, pero su sexta plaza deja iguales alegrías que aquel quinto lugar de Doha 2019, cuando por primera vez se coló en la élite mayor. Lo hace porque le devuelve la confianza a él mismo y a una afición que lo sigue, porque significa emocionarse de nuevo con una prueba llena de gloria para Cuba. Y también porque en un año tan difícil para Luis, demuestra que hay saltos impulsados por el corazón.

Shainer Reginfo tampoco puede en 200m

Con esta actuación Reginfo concluye su participación en este mundial. Foto: World Athletics.

El velocista cubano Shainer Reginfo entró en quinto lugar en una de las series clasificatorias de los 200 metros planos y no logró avanzar a las semifinales de la prueba. No obstante, consiguió su tercera carrera más rápida del año y por primea vez probó sus fuerzas en la élite del atletismo mundial.

El actual campeón iberoamericano en el hectómetro marcó ahora 20.80s y llegó a la meta igualado con el danés Simon Hansen. En un heat extremadamente lento triunfó el trinitario Jareem Richards (20.35s), seguido por el canadiense Aaron Brown (20.60s) y el japonés Shota Izuka (20.72s), a la postre los clasificados de manera directa en esa serie.

Luego de dos carreras en el año con tiempos de 20.51s y 20.54s, para Shainer lo conseguido en Oregón representa su tercer mejor crono de la temporada, en una prueba donde aun le falta progresar para igualar los rendimientos promedio que consigue en los 100m.

Yaimé cumple y avanza a la final del lanzamiento del disco

Yaimé Pérez debe superar su marca del año si aspira al podio. Foto: World Athletics.

Yaimé Pérez cumplió con el primer paso de cara a la disputa de las medallas y se clasificó a la final del lanzamiento del disco con un envío de 65.32m, lo mejor del año para ella y el tercero más largo de la ronda preliminar.

Tras un primer intento de 60.77m, lejano aun de los 64 metros exigidos como marca de clasificación directa, la campeona defensora se reencontró con su mejor forma en su siguiente salida al círculo de lanzamientos y dejó atrás los 64.45m que traía como mejor cota de la campaña.

Para la también bronceada olímpica de Río 2016 y Tokio 2020 esta presentación significa un buen golpe de confianza para enfrentar una final en la que no sale como favorita. Asimismo, representa un paso de avance en una temporada donde ha dicho sentirse “descoordinada”.

La estadounidense Valarie Allman -principal candidata al oro- dio un golpe de autoridad y comandó la clasificación con 68.36m. Por detrás de ella llegaron la holandesa Jorinde van Klinken (65.66m), las alemanas Claudine Vita (64.98m), Shanice Craft (64.55m) y Kristin Pudenz (64.39m), así como la también favorita croata Sandra Perkovic (64.23m).

En esta prueba Cuba tuvo además a Silinda Morales, pero solo pudo ubicarse en el escaño 16° con envío de 58.73m.

Faith Kipyegon: Única con cuatro medallas mundiales en 1500m

Kipyegon hizo historia en Oregón. Foto: World Atletics.

En uno de los duelos más esperados de la noche, la kenyana Faith Kipyegon derrotó a la etíope Gudaf Tsegay y se convirtió en la única corredora de 1500 metros planos con cuatro medallas en Campeonatos Mundiales.

La actual titular olímpica cronometró 3:52.96 para dominar con amplitud a su principal rival del año, en definitiva plateada con registro de 3:54.52. La también estelar Laura Muir (GBR) entró tercera con marca del año para ella de 3:55.28.

Mientras, en la final de 3 mil con obstáculos el marroquí Soufiane El Bakkali repitió su triunfo de Tokio 2020 y comandó la carrera con tiempo de 8:25.13. En una prueba mucho más táctica que veloz, el titular olímpico dejó por detrás al etíope Lamecha Girma (8:26.01) y al kenyano Conselsus Kipruto (8:27.92), sus dos más grandes rivales del año.

Luego de su plata en Londres 2017 y el bronce de Doha 2019, el marroquí por fin logra acceder a lo más alto del podio en una especialidad en la que se convierte ahora en el quinto hombre con más medallas en la historia de las lides universales.

Yunier Javier Sifonte Díaz

Yunier Javier Sifonte Díaz

Graduado de Periodismo en la Universidad Central “Marta Abreu” de Las Villas en el año 2016. Periodista de Telecubanacán. Colaborador de Cubadebate. En Twitter: @yunier_sifonte

Seguir a @yunier_sifonte

Vea también

Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published.