August 15, 2022
Muere madre de preso político Moncho Pérez, plantado en prisión por condena de 12 años

La madre del preso político Moncho Pérez falleció este lunes de un infarto masivo a solo tres días de haber visitado en la prisión de Valle Grande, en La Habana, a su hijo, quien está plantado en prisión en protesta por condena de 12 años de prisión.

“Ha muerto Ana María Conde Alemán, madre del preso político Ramón (Moncho) Pérez Conde. Murió en su casa debido a un infarto, tres días después de que visitara a su hijo en la prisión de Valle Grande, donde cumple 12 años de privación de libertad”, informó en Facebook el activista Néstor Estévez.

La madre del preso político, de 80 años, en vida nunca dejó de denunciar el ensañamiento del régimen contra su hijo y en más de una ocasión denunció que su arbitraria condena no solo mantiene encerrado a un hombre inocente, sino que la dejaba a ella, una anciana con graves problemas de salud, completamente desamparada. 

Captura Facebook/Néstor Estévez

También estuvo en desacuerdo con el proceso judicial contra su joven hijo, en mayo último, y aseguró que no estaba de acuerdo con la abultada sentencia “porque lo único que hacía mi hijo aquí, a las nueve de la noche, era pedir la libertad de 70 presos políticos (…) y sonar una cazuela por el hambre que hay en Cuba, que no hay nada”. 

La anciana denunció en numerosas ocasiones que el gobierno quería castigarlo porque ni estando en la prisión se callaba. “Él denuncia todo lo que está pasando, ¿usted sabe lo que está comiendo esa gente todos los días?, un poco de agua con calabaza adentro, sin más especies ni nada. Tienen una sarna que no pueden y si le llevas, el día de visita, la que ellos no se comen (…) hay que botarla”, añadió.

Advirtió que, mientras su hijo estuviera con esa sentencia de 12 años, ella iba “a seguir denunciando ante el mundo entero la bajeza, la sinvergüencería y el odio que hay implantado en este país”. 

En abril de este año, denunció abusos cometidos contra su hijo en la prisión de Valle Grande, entre los que destacó la privación de visita familiar por haber obtenido un poco de leche en polvo para ella mediante el canje entre reclusos. 

“¡Están acabando allí en Valle Grande!”, exclamo alarmada Conde Alemán. Entrevistada por Cubanet, la anciana aseguró que oficiales de este centro penitenciario le habían advertido de la llegada de “una brigada” de represores “que habían mandado de no sé qué lugar y que esa gente daba golpes y hacían de todo”. 

En declaraciones a dicho medio independiente, la madre manifestó su angustia por una llamada recibida, en la cual fue avisada de una golpiza propinada a su hijo a manos de “un teniente llamado Juan Carlos Gutiérrez”. 

“Ese hombre mide más de seis pies y mi hijo no llega ni a cinco pies y medio. Yo lo considero un abusador, un perro, un sicario, un asesino. Ellos están castigando y dándoles golpizas a los presos porque se están quejando, denunciando lo que les ocurre”, añadió. 

“Quiero que lo sepa Cuba y el mundo: ¡en Valle Grande no se respetan los derechos de los internos!”, protestó en esa ocasión.

Este sábado,  su hijo Moncho Pérez declaró al portal Cubanet, a través de una llamada telefónica que la sentencia del Tribunal Provincial Popular de La Habana es una injusticia y que con la huelga de hambre espera salir en libertad, pues no ha cometido ningún delito.

“Sé que cuando me plante voy a pasar por un proceso difícil, pero es mejor morir parado que arrodillado, porque no es fácil llevar la vida que se está llevando en este país. Sé que voy a sufrir un poco con esto, pero del susto se sale una vez, como dice el dicho”, expuso además.

Asimismo, recordó, que en septiembre de 2021 también se plantó en la cárcel y estuvo en huelga de hambre durante 46 días, hasta que su salud se agravó y fue llevado al Hospital General Docente Enrique Cabrera Cossío, de La Habana.

Relató, además, que en ese hospital le colocaron un aire acondicionado de cinco toneladas que distribuía aire frío justo encima de él, a modo de tortura.

“Esa gente (Seguridad del Estado) venían y hablaban conmigo para que me desplantara, los gritos míos se oían altísimo. Estuve mal, pero nunca me pasaron un suero ni nada”, comentó en su llamada la citado medio.

Además, pidió a todo el involucrado con la causa de la libertad de Cuba que “se ponga fuerte porque con la dictadura no se dialoga y uno no se debe doblegar nunca”.

Moncho fue sentenciado a 12 años de privación de libertad por el supuesto delito de propaganda enemiga, y se encuentra detenido desde el 23 de junio de 2021 en la Prisión de Valle Grande, donde ha sido sometido a constantes abusos y violaciones de derechos humanos, incluida la prohibición de recibir visitas familiares. 

Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published.