August 11, 2022
Moa, Mariel y Nuevitas entre los mayores emisores de contaminantes atmosféricos en Cuba

Moa, Mariel y Nuevitas son tres de los municipios que emiten mayor cantidad de sustancias contaminantes a la atmósfera en Cuba, según un reciente estudio revelado por medios oficiales.

Completan la lista de las ciudades con los peores niveles de calidad del aire La Habana, Santiago de Cuba, Cienfuegos y Matanzas, de acuerdo con investigaciones realizadas en los últimos tres lustros por el Centro de Contaminación y Química de la Atmósfera (Cecont), del Instituto de Meteorología.

Estos estudios pusieron al descubierto que entre las principales causas asociadas a la contaminación atmosférica en Cuba están los errores de planificación territorial, el uso de tecnologías obsoletas, sobre todo en la industria y el transporte, y la carencia de sistemas de tratamiento eficientes, informó el diario oficialista Granma.

Los doctores en Ciencias Rosemary López Lee y Osvaldo Cuesta Santos, directora y exdirector del Cecont, respectivamente, explicaron que el inventario nacional de emisiones de las principales fuentes fijas contaminantes arrojó que el dióxido de azufre (SO2) es el contaminante que más se emite a la atmósfera en Cuba, seguido del dióxido de nitrógeno (NO2) y el monóxido de carbono (CO), vinculados a la quema de combustibles fósiles

También son importantes las emisiones de material particulado PM 10 y PM 2,5, y los compuestos orgánicos volátiles diferentes del metano, precisaron.

“Los municipios de Moa, Mariel y Nuevitas son los máximos emisores de SO2, NO2 y CO a nivel nacional. También los de Cienfuegos y Matanzas muestran indicadores desfavorables”, dijeron a Granma los especialistas. 

Los territorios del tramo costero Mariel-Varadero, incluida La Habana, Cienfuegos, Santa Clara, Nuevitas y la zona minero-metalúrgica del norte de Holguín, son los más expuestos a la acidificación de las lluvias en la isla, según la investigación.

La exposición a los gases nocivos afecta severamente la salud de mujeres embarazadas, niños, ancianos y personas con enfermedades respiratorias, cardiovasculares y cáncer.

La directora del Cecont confirmó que en La Habana los mayores problemas de contaminación se ubican en La Habana Vieja, Regla, Diez de Octubre, Cotorro, Centro Habana y San Miguel del Padrón.

Las zonas capitalinas más comprometidas, localizadas alrededor de la bahía, están relacionadas con las emisiones de la refinería Ñico López, el grupo electrógeno de Regla y la central termoeléctrica de Tallapiedra.

Según Cuesta Santosen Cuba había una red urbana destinada al control de la calidad de aire que funcionó con efectividad hasta finales de la década de los 80 pero colapsó durante el Período Especial.

Se necesita ahora rediseñar el sistema nacional de monitoreo ambiental, que verifica el comportamiento de las emisiones de gases y aerosoles, así como de la composición química de la lluvia. La red actual está compuesta por cinco estaciones principales y 11 secundarias, dijo el especialista.

La ausencia de un Decreto-Ley específico sobre protección de la atmósfera no permite actuar en vías de revertir la contaminación atmosférica, afirmó.

Urge reactivar y modernizar el sistema de monitoreo y priorizar, mediante la aplicación de soluciones integrales, el tratamiento de las emisiones industriales en los planes de la economía nacional.

Investigaciones realizadas años atrás sobre la contaminación en el municipio Moa, en la provincia de Holguín, arrojaron que casi la mitad de la población en esa zona padece de enfermedades respiratorias agudas y tiene más probabilidades de morir de cáncer de pulmón que los residentes de otras áreas de la región.

Los ciudadanos de ese sitio han estado bajo los efectos contaminantes de los gases tóxicos en la atmósfera emitidos por la planta “Pedro Sotto Alba”, que está operada por Moa Nickel S.A., una empresa mixta cubano-canadiense de explotación minera con participación de Sherritt International.

Las autoridades continúan sin resolver la situación de contaminación en la isla. Especialistas criticaron tiempo atrás que difícilmente se aprobaría un presupuesto para resolver estos problemas atmosféricos por su costo alto y por problemas de desinterés del gobierno.

A la grave situación epidemiológica en Cuba, donde se incrementan los brotes de dengue y los medicamentos escasean, la mala calidad del aire podría empeorar las enfermedades respiratorias si el gobierno no atiende a las emisiones de contaminantes atmosféricos.

Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published.