August 17, 2022


En este año se lanzará una taxonomía basada en criterios ambientales, sociales y de gobernanza (ASG) en México, la cual asegurará que las inversiones que se destinen a proyectos realmente cumplan con estos objetivos y así evitar el llamado “greenwashing”.

Foto: Especial.

En este año se lanzará una taxonomía basada en criterios ambientales, sociales y de gobernanza (ASG) en México, la cual asegurará que las inversiones que se destinen a proyectos realmente cumplan con estos objetivos y así evitar el llamado “greenwashing”.

“Durante este año estaría lista la taxonomía, pero dependerá mucho de los trabajos y avances que se tengan en los grupos de trabajo”, estimó Álvaro Meléndez, vicepresidente técnico de Asociación Mexicana de Afores (Amafore).

Sobre el tema, Bernardo González Rosas, presidente de la Amafore, aseguró que el gremio está participando en los esfuerzos públicos y privados, a través del Consejo Consultivo de Finanzas Verdes y el Consejo de Sustentabilidad, para tener lista esta definición que delimitará lo que realmente es una inversión con el sello ASG.

“Muchas veces los emisores llaman ASG a las inversiones y no necesariamente cumplen con esos criterios. Sin duda, toda la industria de las Afores queremos que el ahorro de los trabajadores sea punta de lanza en estas inversiones porque claramente generan mayores retornos, que preservan la sustentabilidad del ambiente, promueven la equidad de género, buenos principios de gobierno corporativo y manejo de entidades financieras”, recalcó Bernardo González.

Entonces puntualizó que a partir de la taxonomía y un análisis se podrá reportar qué porcentaje de las inversiones de las Afores se destinan a proyectos con criterios ambientales, sociales y de gobernanza.

“Queremos ser el ejemplo en el sector financiero de inversiones en estos temas ASG”, aseveró el presidente de la Amafore.

Por su parte, Iván Pliego, presidente de la Consar, consideró que, hasta hoy, las inversiones en materia ambiental, social y de gobernanza son “una declaración de buenas intenciones”, lo cual “está muy bien”, sin embargo, hace falta todavía traducirlas en acciones y operaciones concretas, toda vez que el concepto de los factores ASG es todavía amplios, puesto que abarcan campos como los de inclusión o transparencia.

“No debemos olvidar que esta es una parte de la ecuación porque las afores son los principales inversionistas y del otro lado está el mercado que requiere cierta motivación o incentivos y ahí entra la taxonomía de lo que encaja en lo que toca al ambiente, en lo social y en la gobernanza”, dijo Pliego.

Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published.