August 17, 2022

ENOE para junio

En el cierre del primer semestre del año, el nivel de ocupación repuntó con un crecimiento de 280,964 plazas, todas concentradas en la informalidad. La tasa de desocupación se mantuvo en un nivel de 3.3%, al igual que en mayo.

Foto: Cuartoscuro

Después de la caída de medio millón de empleos en mayo, en el cierre del primer semestre del año se incorporaron 280,964 personas a una ocupación. Este saldo positivo estuvo concentrado en la informalidad y un aumento de la población subocupada, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) del sexto mes del año, mientras la formalidad tuvo una ligera reducción de 11,281 plazas, la informalidad sumó 292,245 puestos de trabajo y salvó la creación de empleo por segunda vez en lo que va del 2022, luego de que en marzo este sector también concentrara las ganancias reportadas. Pese a los cambios observados, la tasa de desocupación de mantuvo sin variaciones en 3.3 por ciento.

Las mujeres fueron la población más afectada, pues mientras el empleo masculino tuvo un repunte dentro de la formalidad, ellas perdieron plazas en este rubro. En contraste, por cada hombre que ingresó a la informalidad, seis mujeres consiguieron un empleo en este renglón de la ocupación.

En junio, el sector primario fue el motor de los empleos recuperados al reportar un alza de 336,147 plazas. Con menores ganancias, las actividades industriales también aportaron 138,331 personas ocupadas más de las observadas en mayo; sin embargo, sólo el subsector de construcción tuvo creación de puestos de trabajo.

La caída en el sector servicios con una pérdida de 213,658 empleos fue lo que matizó en términos generales el crecimiento de la ocupación en el país. Al interior de este rubro, todas las actividades económicas reportaron disminución en sus niveles de ocupación, únicamente las actividades en transporte, servicios diversos y gobierno tuvieron un aumento en su población ocupada.

Por otra parte, el saldo positivo de junio estuvo acompañado por un repunte de la población subocupada; es decir, personas que tienen la necesidad de ofrecer más tiempo de trabajo en el mercado. A esta condición se sumaron 262,035 personas y la tasa de subocupación tuvo un ligero aumento de 0.4 puntos porcentuales para ubicarse en un nivel de 8.9 por ciento.

A la par de la recuperación de la población ocupada, la desocupación tuvo un ligero incremento de 57,570 personas, aunque esto no representó una variación significativa en la tasa de desempleo que se mantuvo en 3.3% al igual que el mes previo.

Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published.