August 15, 2022
Madre cubana pide vivienda digna para sus tres hijos: “Hay mucha necesidad”

Una madre cubana de 18 años, embarazada y con tres hijos, pidió al gobierno de La Habana que atienda su caso y le otorguen una vivienda digna.

La joven Diannis Milena Pérez es natural de Sagua de Tánamo, en Holguín, al oriente de Cuba. Denunció que hay mucha necesidad en esa región del país y que emigró a la capital porque no había un futuro para ella y su familia, en su provincia.

“Yo vine para La Habana porque en Oriente hay mucha necesidad. En cualquier parte hay necesidad pero en Oriente más. No hay comida y no te resuelven nada. Si aquí el Estado no me ha ayudado, en Oriente menos, porque aquello si está malo, malo, malo”, explicó a Cubanet.

“Llevo viviendo aquí en La Lisa, tres años. Parí a mi primer niño en Oriente, el segundo fui a parirlo allá también, pero el tercero lo parí aquí. Ahora estoy embarazada de nuevo. No me quisieron ligar (ligadura de trompas), no puedo usar anticonceptivos porque tengo cervicitis crónica”, dijo la joven madre.

Diannis intentó interrumpir su cuarto embarazo, pero en el sistema de salud público habanero solo encontró numerosos obstáculos y negativas ante su decisión.

“Cuando me fui a sacar esta barriga, me dijeron que no lo estaban haciendo, que debía llevar a un donante y llevar los guantes quirúrgicos. Para poder interrumpir los embarazos, tiene que llevar las cosas uno mismo. No me quisieron sacar la barriga y yo vivo de la ayuda que me da mi mamá”, contó.

La joven narra que su madre fue la primera en emigrar a La Habana y que construyó un cuarto precario donde vivía junto a ella y a sus niños. Inspectores de Vivienda multaron a la mujer en dos ocasiones. Diannis tuvo que construirse una habitación propia.

El cuartico donde vive la embarazada con sus tres hijos, está construido sobre pilotes, tiene un endeble piso de tablas, paredes de latón oxidado y un techo armado con diferentes trozos de zinc. “Ya no se moja por el techo, pero sí por las paredes”, que están agujereadas.

Yo me siento muy mal. Me duele ver a mis hijos pasando trabajo. Ellos no tienen culpa de nada, pero si quieren que vengan al mundo, tampoco es para que pasen tantos trabajos como están pasando”, dijo la joven.

El caso de Diannis no es atípico, centenares de cubanas enfrentan críticas situaciones de vivienda y sus hijos crecen en entornos que no son favorables para su desarrollo.

A inicios de julio otra madre cubana denunció tener problemas de vivienda en La HabanaYoanka Díaz Echevarría, vive en Arroyo Naranjo con sus tres hijos, uno de ellos tiene varios problemas de salud.

“Hace mucho tiempo que no sé lo que es decirle a mis hijos, ‘cómanse un paquete de galletas’, porque no lo puedo comprar. Los huevos me los estoy comiendo salcochados y mil cosas más…Da grima, ¿me entiende?”, dijo la mujer conmovida y confesó que el techo de su casa con un aguacero más podría caerse.

El gobierno cubano informó al cierre del primer semestre de 2022 que fueron construidas y recibieron la condición de “habitable” 11,997 viviendas. Este dato solo representa un 33% del plan anual previsto

Por si fuera poco, de las 11,997 viviendas construidas, sólo 4,789  fueron levantadas por el Estado. Del resto, 5,613 se terminaron por esfuerzo de sus residentes y 1,598 pertenecen a células básicas habitacionales (CBH), es decir, acabadas con ayuda de subsidios.

Una de las provincias con peor situación es Guantánamo que por los eventos climatológicos que la han afectado acumula casi 1,500 derrumbes totales sin solucionar. En ese territorio hay más de 900 pisos de tierras y 500 madres con tres hijos o más en situación de vulnerabilidad.

Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published.