August 11, 2022

El lazo de unión de una madre con su hija es un vínculo especial idóneamente lleno de amor y afecto, donde ambas se apoyen, donde la enseñanza sea mutua y el respeto se vea en los valores y el desarrollo, porque para una madre, ver a su hija crecer con éxito y las capacidades para triunfar, acumulando metas superadas, es la mayor satisfacción.

Como guía, una madre además tiene mucho que compartir con su hija, a partir de las experiencias que ha adquirido con los años. Hay que hablarles sobre la vida y el crecimiento, sobre los retos y las caídas, sobre saber elegir sus causas, perseguir motivaciones, escoger su futuro y defender sus principios y su persona ante cualquiera y en toda circunstancia.

Puedes leer: Reglas de crianza japonesa para criar niños disciplinados

Y esto empieza desde que son pequeñas; cuida, guía, dales tiempo y libertad, pero recalca la comprensión, los valores, el diálogo y el respeto, trabajando con ello su inteligencia emocional y sus capacidades y habilidades. Según el sitio web ‘Etapa Infantil’, estas son varias cosas que debes enseñarle a tu hija una vez que llegue a los 10 años de edad.

1.-El amor de verdad no es un cuento de hadas. El amor real es lucha, porque debe haber sufrimiento, compromiso y satisfacción en partes iguales. Se crece de él, te llena, pero también se nutre, cuida y trabaja.

2.-El amor real a veces no es como lo muestran en los cuentos de hadas. No existe la vida perfecta, existe la vida feliz y plena; así mismo, no existe el amor perfecto, sino ese que se alimenta todos los días en los pequeños detalles, porque no hay un ‘vivieron felices para siempre’, hay un ‘vivieron y juntos se apoyaron y en ello, fueron felices’.

3.-Tu sonrisa ilumina el mundo, así que no olvides sonreír cada día. La vida hay que disfrutarla, en cada detalle y pequeño momento y la actitud lo es todo. Sé alegre y sonríe, pero siéntelo, no porque te lo exijan o ‘debas de’, porque así, el mundo te sonreirá de vuelta.

4.-Discúlpate cuando debas y perdona siempre. Hay que recordar ser humildes y aprender de los errores, valorando cada experiencia. No guardes rencor y reconoce tus fallas cuando te equivocas, porque de eso se trata madurar.

5.-Nadie tiene que rescatarte, tú eres quien debe rescatarte a ti misma. Hay que recalcar la importancia de ser autosuficiente; de saber cuándo pedir ayuda pero no esperar que las cosas sucedan o alguien las haga por nosotras, sino ser activas y proactivas.

6.-Di ‘NO’ siempre que debas hacerlo y NUNCA te sientas culpable por hacerlo. Está bien decir que no, no importa la persona o situación, si es que no te sientes cómoda o a gusto con algo. Incluso hay ocasiones en que decir que no, es lo más apropiado y esto no significa ser grosero.

Consejos de vida que debes enseñarle a tu hija cuando cumpla 10
Consejos de vida que debes enseñarle a tu hija cuando cumpla diez. FOTO: Unsplash

7.-Sé tú misma. Hay que aprender a apreciar el mundo y a las personas, pero sobre todo, a ti misma. Vales mucho, eres especial y eres grandiosa, no a pesar de tus defectos sino por ellos. No intentes imitar ni aparentar algo que no eres, encuentra mejor lo fantástico en ser diferentes y vuelve tus debilidades en fortalezas.

8.-Nunca ames a otra persona cuando te sientas sola; hazlo cuando realmente quieras hacerlo. Aplica el dicho de ‘más vale estar sola que mal acompañada’, no sólo en la pareja, también en la familia o la amistad. No se trata de alejar a la gente con la que no coincidimos o empujar a alguien a estar solo, al contrario, hay que saber respetar y crecer de la convivencia con otros, pero no hay que aceptar relaciones dañinas que nos hacen sufrir, de ningún tipo. Ama, sólo cuando lo sientas.

9.-No tomes personales las críticas.  La crítica es inevitable pero hay que asumirla como una forma de crecimiento. Céntrate en lo positivo, no lo negativo y si te dicen algo sólo para herirte, no hagas caso, confía en quien eres y sé feliz. No podrás agradarle a todos, pero eso está bien.

10.-La vida está hecha para vivirla. Habrá inevitablemente buenos y malos momentos, pero los sinsabores son pasajeros. Es natural equivocarse y vivir implica afrontar los retos, pero vive tranquila, feliz, motivada y recordando siempre todo lo bueno que hay en ti y tu mundo.

11.-Recuerda: SIEMPRE te amaré y SIEMPRE te apoyaré y estaré a tu lado. El apoyo de una madre es para toda la vida y esto no significa hacer todo por los hijos, sino estar siempre a su lado, apoyando, educando y amándolos.

Encuentra un equilibrio en cada lección de vida y escucha, añadiendo consejos que conozcas de tu propia experiencia o de las de las personas a tu alrededor. Porque si tu hija es feliz y vive en plenitud, tú también lo harás.

Síguenos en


Foto del periodista Diana Miriam Alcántara Meléndez

Creo por completo en el poder de la palabra escrita; es por eso que estudié comunicación y guionismo. Tengo un Master en Comunicación, Periodismo y Humanidades con especialidad en Narrativa Audiovisual de la Universidad Autónoma de Barcelona. Soy amante del cine, las series, la música, la cultura popular, la literatura, la moda y todo lo que tenga que ver con entretenimiento, curiosidades y aprender cosas nuevas. Siempre tengo un dulce en la bolsa, hay sin falta un libro en mi buró y no puedo vivir sin papel y pluma a la mano para apuntar nuevas ideas.

Ver más

Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published.