August 14, 2022

Asociación Pemex-New Fortress

Sin mayores inversiones, dependencia de importaciones crecerá al 2030, afirma la consultora.

Sin mayores inversiones que impulsen nuevos hallazgos de hidrocarburos, al 2030 la producción de gas natural en México apunta a contraerse 63% en comparación con el nivel del 2010, quedando en 19,000 millones de pies cúbicos anuales, en tanto que la demanda de la molécula crecerá 42% en el mismo lapso para quedar en unos 90,500 millones de pies cúbicos, lo que elevará la dependencia de las importaciones, prevé la consultora Rystad Energy.

Para la firma, la brecha cada vez mayor entre la demanda y la oferta evidencia la falta de inversión y mantenimiento en los campos de producción, así como la carencia de desarrollos clave en los últimos años para frenar la caída extractiva.

Para muestra, basta mencionar que entre el 2008 y el 2022 México ha desenterrado campos con 2.9 millones de barriles de petróleo crudo (bpc) equivalente relativos a gas; de dichas áreas, las que albergan 1.6 millones de bpc ya empezaron a producir, de acuerdo con datos de la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) analizados por Rystad Energy y revelados en un reporte.

Esto significa que ya es relativamente poco lo que falta por desarrollar respecto de los recursos descubiertos, de modo que “esto pone de manifiesto la importancia de la exploración para México y la necesidad del país de desenterrar descubrimientos significativos de gas”, opinó la empresa.

En este contexto, la firma aplaudió el reciente acuerdo entre Petróleos Mexicanos y la firma estadounidense New Fortress para desarrollar el campo Lakach, ubicado en aguas profundas de las costas de Veracruz.

Destacó que el acuerdo anunciado los primeros días de julio destaca por representar un distanciamiento del nacionalismo energético que ha caracterizado al gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador.

“La entrada de New Fortress podría presagiar el comienzo de un nuevo capítulo para el sector upstream de México, que tiene una gran necesidad de inversión para detener el declive de producción”, afirmó.

Lakach es un campo de gas no asociado de aguas profundas ubicado a unos 70 kilómetros de Veracruz, con profundidades de agua de entre 850 y 1,200 metros. Alberga unos 150 millones de bpc más condensados.

En el 2012 se programó el desarrollo del campo y se presupuestaron casi 1,000 millones de dólares con ese fin, pero el plan se detuvo en el 2016 debido a la abrupta caída del precio del petróleo en ese entonces.

Para Rystad, el desarrollo de Lakach brindará la oportunidad de desarrollar campos de gas cercanos como Kunah y Piklis utilizando la misma infraestructura, lo que impulsará la producción del país.

[email protected]

Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published.