August 14, 2022
  • La UE pidió que se reduzca el uso del gas en un 15% los próximos meses.
  • Rusia remite problemas técnicos pero en Europa no creen en esa afirmación.
  • El Kremlin alega retrasos en los papeles de entrega de la turbina Siemens proveniente de Canadá.

El Presidente ruso Vladimir Putin advirtió que los suministros de gas a través del gasoducto Nord Stream 1 podrán reducirse e incluso detenerse en el futuro. A raíz de estas declaraciones la Unión Europea solicitó a sus estados miembros que se reduzca el uso de gas en un 15% hasta el año próximo.

Si bien el gasoducto renovará el envío luego de una interrupción de diez días en el suministro, esta nueva amenaza del primer mandatario ruso genera preocupación en todo el continente europeo.

El flujo se reanudará pero por debajo de la capacidad de 160 millones de metros cúbicos (mcm) por día. Las interrupciones en el envío de gas aumentan el peligro de racionamiento y generan un golpe a la economía europea. Particularmente si Rusia decide restringir aún más el abastecimiento como represalia por las sanciones económicas de Occidente por la guerra en Ucrania.

“Rusia nos está chantajeando. Rusia está utilizando la energía como arma. Y, por lo tanto, en cualquier caso, ya sea un corte parcial e importante del gas ruso o un corte total del mismo. Europa debe estar preparada”. informó la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

Esta medida de racionamiento de la UE se discutirá el viernes para que pueda ser aprobada el 26 de julio.

“Creemos que es probable que se produzca una interrupción total. Si esperamos, será más caro y significará que bailaremos al son de Rusia” indicó un funcionario de la UE.

La desconfianza de los estados europeos frente a Rusia esta fundamentada en que Vladimir Putin remite problemas técnicos para reducir la entrega de gas. El Kremlin responsabiliza a las sanciones económicas por la reducción del flujo de energía.

Gazprom redujo la exportación de gas al 40% en junio. El estado ruso culpó al retraso en el regreso de una turbina de Siemens Energy que se encontraba en reparación en Canadá. Si bien en los últimos días se informó que la turbina sería devuelta a su país de origen Gazprom dijo que no recibió la documentación necesaria para reinstalarla. También sumó la necesidad de mantenimiento para la misma.

A causa de la guerra y las posteriores sanciones a Rusia el precio del gas se disparó al alza. El contrato de gas del primer mes superó los 160 euros por MWh, lo que significa un aumento del 360%  en comparación interanual.

Putin declaró que Gazprom no tiene la culpa de la reducción de la capacidad de tránsito de gas a través de una red de gasoductos a Europa. Culpó a Ucrania por el cierre de una ruta clave a través de ese país, aunque las autoridades ucranianas negaron que exista tal cierre.

Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published.