August 13, 2022
La quita de subsidios nacionales, una maniobra delicada para la Provincia

Si bien se trata de beneficios otorgados por otra jurisdicción, el impacto de haber adherido o no, o de haber quedado afuera del esquema, se verá finalmente en las facturas que emite Epec. Buscarán garantizar la accesibilidad al formulario digital.

lunes, 18 de julio de 2022 hs

Consciente de que el esquema diseñado por la Nación presenta una complejidad que puede tener impacto político a nivel local, la Provincia activará todas las bases de datos disponibles en Epec, cooperativas eléctricas, municipios y comunas a fin de garantizar que los subsidios en las facturas se mantengan para la mayor cantidad posible de usuarios.

Es que el esquema de segmentación tarifaria descripto este domingo por el secretario de Energía, Darío Martínez, “invierte la carga de la prueba”, por usa un término jurídico, y obliga a los clientes de la distribuidora provincial a declarar sus condiciones para seguir recibiendo el beneficio en la parte atinente a la energía que consume.

Un problema delicado tanto para la compañía eléctrica como para el Ente Regulador de Servicios Públicos (Ersep) es que la cara visible de la segmentación en Córdoba no es la Nación, sino la propia Epec, que es la que finalmente envía las facturas a su millón de clientes.

Tras varias semanas sin tener novedades, el viernes, previo a la conferencia de prensa de Martínez, el titular del ente regulador cordobés, Mario Blanco, y otros funcionarios, participaron de un Zoom junto con sus pares de todo el país para conocer cómo se lleva al terreno la quita paulatina de subsidios.

Acción coordinada

Los últimos contactos de Córdoba con la Nación, por medio de la Asociación de Entes Reguladores (Adere), habían sido canalizados a través del secretario de Planeamiento Energético puesto por el exministro Martín Guzmán, Santiago López Osornio.

Tras su dimisión, no se produjeron más novedades hasta la reunión virtual que precedió a los anuncios.

Uno de los interrogantes más difíciles de resolver tanto para el Ersep como para Epec es que por el momento no hay manera de saber cuántos usuarios se van a inscribir y qué cantidad quedará afuera. De base, quienes actualmente cuentan con tarifa social o quitas, como el caso de las personas con planes sociales, jubilados y pensionados con la mínima, seguirán percibiendo los subsidios.

Pero todo el resto dependerá de que complete el formulario en el sitio miargentina.gob.ar/subsidios y que los datos de la declaración jurada sean consistentes con el cruce que hará la Nación vinculado con los ingresos y la capacidad económica de quien lo pide.

El corte que deja afuera el beneficio es de 348 mil pesos de ingresos netos para el grupo familiar.

La maniobra es delicada, razón por la cual la Provincia no dejará a voluntad de los usuarios si completan el formulario o no. “El Gobierno cordobés puede correr con el costo político de un tarifazo, con el agravante de que como Epec tiene las facturas más altas del país, las primeras que van aparecer en los medios y las redes van a ser precisamente las de Córdoba”, evaluó ante La Voz un especialista en temas tarifarios que pidió reserva de fuente.

Septiembre clave

Para este interlocutor no caben dudas de que el esquema decidido por la Nación “es un disparate total, un delirio”, por su difícil instrumentación práctica. Una amplia campaña de difusión, también anunciada por Martínez, intentará compensar este déficit.

Como la quita progresiva de subsidios comenzará con los consumos de agosto, cualquier desprolijidad recién se hará evidente en septiembre, cuando Epec liquide la facturación.

Martínez afirmó que para el caso de una factura de Edenor o Edesur, que operan el servicio en Buenos Aires, “el impacto de aquél usuario del decil más alto va a ser en cada uno de los escalones de 1.200 a 1.300 pesos”. En consumos de más de 400 kilovatios hora, por lo general hay tres escalones.

Lo delicado de la situación lleva a que haya un seguimiento permanente entre el Ersep, Epec (operativamente al tema lo trata su vicepresidente, Eduardo Gauna) y el ministro de Energía y Servicios Públicos, Fabián López, quien consulta con el gobernador Juan Schiaretti.

En el Ersep existe la esperanza de que el cruce de datos a través de un sistema informático nacional le de consistencia a las declaraciones juradas y se eviten problemas con los usuarios. Un punto, en ese aspecto, es la preservación del secreto fiscal dado que al corte lo marca no sólo el ingreso de la familia, sino también la posesión de bienes como automóviles nuevos, embarcaciones, propiedades o activos societarios. Martínez aseguró que no habrá filtraciones.

Otra valla a sortear es el acceso de la población a Internet en distintas zonas del territorio cordobés. Salta planteó esa problemática y en Córdoba quedan rincones sin “iluminar”. Allí será clave la actuación del municipio, la comuna o la cooperativa eléctrica local. El trámite puede gestionarse por celular, pero lo más cómodo y seguro es realizarlo a través de una pantalla.

Lo que sí está claro en el Ersep es que a medida que la Nación quite los subsidios, esa situación pasará derecho a la tarifa por el mecanismo de passthrough, como ya se viene haciendo, sin necesidad de convocar a audiencias públicas en función de que legalmente no se trata de un aumento de tarifas sino de una eliminación de beneficios.

¿Cuánto se ahorra?

Por fuera de la situación de la Provincia, a nivel de economistas también aparecen dudas sobre el ahorro real que se producirá en el gasto público con la eliminación secuencial de los subsidios.

El déficit energético alcanzará este año los 15 mil millones de dólares. Martínez indicó que en lo que queda de 2022, el ahorro para el Estado será de 15 mil millones de pesos, es decir, poco más de 110 millones de dólares al tipo de cambio oficial.

Para el año próximo, el secretario estimó que se economizarán 80 mil millones de pesos, lo que significan 600 millones de dólares. En el mejor de los casos, el cuatro por ciento.

Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published.