October 4, 2022
  • Mañana miércoles se conocerá otra nueva subida de tipos de interés por parte de la Reserva Federal.
  • La fortaleza del mercado laboral estadounidense desconcierta a los funcionarios de la FED.
  • Reducir la demanda laboral para bajar la inflación traerá otros costes aparejados, opinan expertos.

Este miércoles los funcionarios de la Reserva Federal decidirán cuando de “dolor” (utilizando el término que uso su presidente Jerome Powell) establecerán cuando informen de cuanto será el aumento en las tasas de interés para reducir la inflación que se resiste a bajar.

La FED publicará sus últimas proyecciones trimestrales luego de la reunión de política de dos días en Washington. El mercado en un 80% espera que la tasa de referencia se eleve 75 puntos por tercera vez consecutiva. Este movimiento no se repite desde el conflictivo año 2008.

La inflación en EE:UU ha tenido una leve desaceleración desde su pico máximo de junio, por esta razón los funcionarios del organismo monetario son proclives a continuar con una postura agresiva. Dentro de los pasillos de la FED si bien tienen en cuenta los datos del desempleo esto no es un obstáculo para la continuidad de una política monetaria que lleve a una mayor desaceleración de la actividad económica.

La trayectoria más alta de las tasas de interés va a tener un mayor impacto, sin duda, en el desempleo. Vemos que la tasa de desempleo se acerca al 4,5% en el nuevo pronóstico de la FED”, dijo Brett Ryan, economista senior para EE. UU del Deutsche Bank AG en Nueva York. “Todavía van a vender el escenario de ‘aterrizaje suave’, pero implicará un alto riesgo de recesión dentro de eso”.

En junio, la proyección de la tasa de desempleo de la autoridad política promedio exigía un aumento de medio punto, al 4,1 %, para fines de 2024. Pero desde ese momento los datos del IPC no han sido benévolos, el último informe publicado la semana pasada mostró que la inflación continúa arriba del 8%, en un 8,3% en agosto.

El tema general de los pronósticos será: prepararse para un mayor desempleo, ya que se necesitarán más aumentos de tasas y un período más largo de tasas restrictivas antes de que la inflación esté bajo control. El precio de mercado actual para la tasa de fondos federales terminales es del 4,4 %, y es probable que los responsables políticos lo consideren un precio justo” afirmaron los economistas Anna Wong, Andrew Husby y Eliza Winger.

Uno de los funcionarios moderados dentro de la Reserva Federal es Charles Evans, presidente de la FED de Chicago. El alto funcionario declaró que

Soy optimista de que vamos a ser capaces de navegar por esto y mantener el desempleo en alrededor del 4,5% para cuando terminemos”, y agregó que tal escenario “aún sería un resultado bastante bueno, aunque será costoso para algunos”.

La inflación no es el único problema que genera pesimismo en la FED. El número récord de ofertas de trabajo también lo es. En ese contexto se da un debate sobre proyecciones más altas para la tasa de desempleo que dentro del organismo mirarían con beneplácito al promover una baja de la inflación que sea consistente a largo plazo.

La estimación promedio para esa cifra se mantiene en un 4% desde antes de la pandemia. Powell, en una conferencia de prensa el 27 de julio, insinuó la posibilidad cuando dijo que “debe haber aumentado materialmente”, citando tasas reducidas en las que se están llenando las vacantes. Desde la Reserva Federal se busca que la tasa de desempleo aumente un poco más para tener una oferta laboral más equilibrada con la demanda de trabajo y así se reduzca la presión alcista sobre los salarios.

Elevar el desempleo marca la pauta para la baja de la inflación

El 3,7% de agosto indicó que la tasa de desempleo contaba con 6 millones de estadounidenses sin trabajo y en búsqueda activa de empleo. El objetivo es que la misma se acerque al 4,5% lo que establecería una disminución de 1,3 millones de empleos.

“El dolor no se distribuirá de manera uniforme” dice Michelle Holder, profesora de economía en el John Jay College of Criminal Justice de Nueva York.

El desempleo de los estadounidenses negros e hispanos tiende a aumentar más rápido que el de los estadounidenses blancos en las recesiones económicas. También existe el riesgo de un aumento de la falta de vivienda y el hambre entre los hogares de bajos ingresos” remarcó Holder.

Me temo que si estas proyecciones tienen un gran margen de error, estamos hablando de retroceder ganancias sustanciales en términos de empleo negro en este país”, dijo Holder. “Lo que creo que la Fed se está perdiendo es que el dolor no es una especie de dolor modesto para todos” finalizó la economista.

Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published.