August 15, 2022
La economía crecerá, la inflación y las tasas de interés seguirán al alza a cierre de año

Los expertos señalan que la tasa de intervención del emisor podría cerrar el año en 9% por cuenta de la alta inflación que se ubicaría en 9,22%

En el primer trimestre la economía creció 8,5%, es decir, por encima de las proyecciones más optimistas. Este resultado llevó a que los analistas económicos y expertos reconsiderarán las expectativas de la dinámica de la economía a cierre de año. Se proyecta que en el primer semestre la economía repuntará de forma importante y hacia segundo semestre esto tenderá a moderarse para cerrar el año con rebotes entre 5,5% y 6,8%.

De hecho, el mismo Banco de la República incrementó su previsión oficial del rebote del PIB para este año. Ahora, el Emisor espera que la economía crezca a una tasa de 6,3%.

Juan Pablo Espinosa, director de Investigaciones Económicas de Bancolombia explica que la economía tenderá a un ritmo de crecimiento positivo pero cada vez más contenido. De acuerdo con el analista, esto responderá principalmente a que el consumo va a llegar a una fase de “agotamiento”, con lo que aportará menos al PIB.

Este menor consumo va a obedecer a factores como la alta inflación y al incremento en la tasa de intervención del banco central.

Espinosa considera que para el tercer trimestre la economía crecerá 5,4% y continuará su desaceleración hasta 3,4% en el último trimestre, con lo que a cierre de año espera que el ponderado total sea de 7,2%.


Añadió que “la desaceleración global limitará el aumento de los términos de intercambio, así como el crecimiento de los flujos de remesas”.

J.P. Morgan fue la última entidad que revisó al alza la expectativa de crecimiento. La entidad espera que este año, la tasa sea de 7,2%, un incremento desde 6,5% que era su escenario anterior. Solo para el segundo trimestre esperan que el comportamiento sea de 11,9% y tienda a bajar en la segunda mitad del año.

Precisamente, los analistas consideran que la inflación va a continuar en rangos elevados. Bbva Research estima que a cierre de año el IPC esté en 9,2% y en 2023 se irá moderando hacia 5%, aún por fuera del rango meta del Emisor.

“La inflación se ha dispersado desde los alimentos hacia una base más amplia de bienes mostrando presiones de demanda”, explicó Alejandro Reyes, economista principal de la entidad. Es decir, ya no serán solo los alimentos los que impulsarán el incremento en el costo de vida.

Esto se ve también por cuenta del choque en la cadena logística, el alto precio del dólar y la crisis tras la invasión Ucrania Rusia. Estos factores han impactado a los bienes importados, con lo que la inflación tenderá a aumentar por estas externalidades.

El buen crecimiento de la economía, así como la inflación al alza han llevado al Banco de la República a incrementar su tasa de interés. De hecho, en respuesta al comportamiento del costo de vida, el banco central empezó a normalizar su política monetaria. Por esto, desde agosto empezó a subirla con un primer incremento de 25 puntos básicos, alcanzando 2%. Desde entonces en cada reunión de la Junta Directiva, ha continuado la senda alcista. Esto llevó a que, en la reunión de junio, la más reciente, el organismo haya realizado el mayor incremento en la historia moderna del banco (150 puntos básicos) y que ubicó el tipo en 7,5%.

Ahora bien, los expertos consideran que en vista de que la inflación continuará creciendo, lo mismo haga la política monetaria. Espinosa estima que la tasa tendrá un nuevo ajuste de 125 puntos en lo que resta del año, con lo que cerraría en 8,75%. Este estimado va en línea con lo que muestra la Encuesta Mensual de Expectativas de Analistas Económicos que realiza el Emisor. La más reciente muestra que los expertos esperan que esta tenga un nuevo aumento de 1,5% y llegue a 9%. Esto se mantendría estable hasta mayo de 2023 cuando se empezarían a dar los ajustes a la baja.

Hacia 2023, la tendencia es hacia una desaceleración en el crecimiento, así como una corrección en los precios al consumidor.

La encuesta del Emisor muestra que a cierre de 2023 la inflación sería 5,2%. Espinosa considera que hasta 2024, la tasa volvería al rango meta. Si bien es una corrección, esto está aún por fuera de los objetivos de la entidad, por esto, el tipo de intervención aún estaría alto y se ubicaría en 7,5%.

En julio, JP Morgan estima que el IPC crecerá


Con base en la inflación del mes de junio (9,67%, la mayor en 22 años) y el Índice al Seguimiento de la Economía (16,5% en su dato anual para el mes de mayo), J.P. Morgan aseguró que la inflación para el séptimo mes del año podría tener un alza de 0,60%, lo que representa un aumento de 17 puntos básicos. Para final de 2022, se espera que el dato se ubique en 9,16%. La empresa prevé que para finales de 2023 el dato de inflación se ubicará en 5%; es decir, aún por fuera del rango meta del Emisor.

Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published.