September 30, 2022
La Casa Blanca hará una conferencia con el objetivo de acabar con el hambre y la inseguridad alimentaria
En 2020, 38 millones de personas vivían en hogares con inseguridad alimentaria.
En 2020, 38 millones de personas vivían en hogares con inseguridad alimentaria.

Foto:
Spencer Platt / Getty Images

Maria Ortiz

La administración de Joe Biden quiere terminar con el hambre y la inseguridad alimentaria en Estados Unidos en ocho años, un objetivo ambicioso que el presidente se fijó en mayo, y está organizando una gran conferencia a fines de septiembre para comenzar con esa agenda ambiciosa.

Los defensores de la seguridad alimentaria en los Estados Unidos quieren que una variedad de agencias federales coordinen una respuesta nacional que elimine las causas fundamentales de un problema básico que afecta la salud de millones de personas en este país. Y esperan que la forma de lograrlo sea a través de la primera conferencia de la Casa Blanca sobre el problema en más de 50 años.

El 28 de septiembre, la Conferencia de la Casa Blanca sobre el Hambre, la Nutrición y la Salud tiene como objetivo dar pasos concretos hacia la creación de una estrategia nacional para acabar con el hambre, mejorar la alimentación saludable y aumentar la actividad física.

Eso, a su vez, se espera que reduzca el alto número de víctimas de las enfermedades relacionadas con la dieta, como la diabetes, la hipertensión y la obesidad en los Estados Unidos.

El presidente Joe Biden anunció la conferencia en mayo en un video como parte de la iniciativa de la administración para abordar estos problemas y eliminar las disparidades que bloquean el acceso de algunas personas a alimentos saludables para 2030.

“Demasiadas familias no saben dónde conseguirán su próxima comida”, dijo Biden. “Hay demasiadas sillas vacías alrededor de la mesa de la cocina porque un ser querido fue arrebatado por una enfermedad cardíaca, diabetes u otras enfermedades relacionadas con la dieta, que son algunas de las principales causas de muerte en nuestro país”.

Por ejemplo, datos del USDA mostraron que en 2020, aproximadamente 1 de cada 8 estadounidenses padecía inseguridad alimentaria, lo que equivale a más de 38 millones de estadounidenses, incluidos casi 12 millones de niños. Los hogares afroamericanos y latinos se vieron afectados de manera desproporcionada por la inseguridad alimentaria en 2020, con tasas de inseguridad alimentaria que triplicaron y duplicaron la tasa de los hogares blancos, respectivamente..

La agenda de la conferencia tiene al secretario de Salud y Servicios Humanos, Xavier Becerra, el secretario de Agricultura, Tom Vilsack, y la asesora de política interna, Susan Rice, programados para participar en el evento, que se llevará a cabo en el Edificio Ronald Reagan y Centro de Comercio Internacional en Washington DC.

El Departamento de Agricultura (USDA) define la inseguridad alimentaria como la falta de acceso constante a suficientes alimentos para una vida activa y saludable.

Es importante saber que, aunque el hambre y la inseguridad alimentaria están estrechamente relacionados, son conceptos distintos. El hambre se refiere a una sensación física y personal de incomodidad, mientras que la inseguridad alimentaria se refiere a la falta de recursos económicos disponibles para alimentos en el hogar.

Muchos sopesarán el éxito de la conferencia sobre cómo se implementan las recomendaciones finales de la Casa Blanca, ya sea a través de una acción ejecutiva rápida, asociaciones con empresas y organizaciones sin fines de lucro y leyes más importantes como la ley agrícola de 2023.

Cambios fundamentales de la primera conferencia

La primera conferencia de este tipo, celebrada por la Casa Blanca de Nixon en 1969, estimuló cambios nacionales fundamentales. Se produjo inmediatamente después de la guerra contra la pobreza, un esfuerzo de la administración de Lyndon B. Jonson que incluyó la expansión de programas de redes de seguridad social como la asistencia nutricional.

Condujo a etiquetas de nutrición, las primeras Pautas dietéticas para estadounidenses y una expansión significativa del Programa Nacional de Almuerzos Escolares y el Programa de Cupones para Alimentos, conocido hoy como el Programa de Asistencia Nutricional Suplementaria, o SNAP.

También resultó en la autorización permanente del Programa de Desayuno Escolar y el lanzamiento de un programa piloto que luego se convertiría en el Programa Especial de Nutrición Suplementaria para Mujeres, Infantes y Niños, conocido como WIC.

Durante el último medio siglo, los programas federales de asistencia nutricional han crecido para atender a aproximadamente una de cada cuatro personas en este país cada año, según el Departamento de Agricultura de EE. UU., que los administra.




Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published.