September 30, 2022
  • Algunas empresas minoristas y otras dedicadas al comercio en línea ya están implementando deliveries con drones en algunas ciudades.
  • Durante la época de los confinamientos por el Covid-19, algunos países implementaron esa alternativa de manera exitosa.
  • Varias son las ventajas del uso de drones para el envío de productos en distancias cortas. La más destacada es la sustentabilidad.

Durante la peor parte de la pandemia del Covid-19, el comercio sin contacto se convirtió en una tendencia para millones de personas. Los denominados deliveries alcanzaron unas dimensiones poco imaginadas en años anteriores y se convirtieron en un fenómeno obligatorio para muchas empresas. Una vez pasado el confinamiento, la comodidad del “contactless” se quedó y algunas empresas están adaptando sus envíos a una nueva etapa con el uso de drones.

Las ventajas de este experimento que conduce a una nueva fase son numerosas y la más llamativas es el aumento de la rentabilidad. Las empresas podrán reducir los costos concernientes a las flotas de camiones y vans para entregas en distancias cortas. De igual manera, se cuenta que el tiempo de entregas se reduciría considerablemente. Esto último beneficiaría a todos, pero principalmente a los clientes, y podría traducirse en un impulso aún mayor.

Pero el tercero de los beneficios, y hasta ahora el más importante, tiene que ver con la cualidad verde de esta nueva modalidad de envíos. La reducción de las flotas de vans o camiones para la distribución dentro de ciudades disminuiría la emisión de carbono. En ese sentido, el uso de estas pequeñas máquinas para envíos de mercancías pequeñas estaría marcando una nueva era y sería un paso decisivo hacia un comercio más amistoso con el medio ambiente.

Artículo relacionado

Walmart observa cambios en el consumo y pronostica una caída de ganancias menor en el año

Los compradores buscan marcas más baratas y se enfocan en la compra de alimentos. El stock de indumentaria y electrodomésticos…

La importancia de los drones para los envíos de mercancías

Está por verse el impacto de inversión y mantenimiento que deberán asumir las empresas al añadir drones para sus envíos. Mientras tanto, se puede decir que la mera posibilidad de pasar a esa nueva fase sería recibida positivamente por los clientes. A fin de cuentas, mantener a los clientes satisfechos solo puede dar como resultado una mejor situación para las empresas.

De este modo, si las personas solicitaban compras y las recibían en un plazo de 24 horas o probablemente menos, ahora la tendrán en minutos. Esto se debe a que los drones se ahorran los atascos de tráfico y no enfrentan mayores obstáculos para llegar a sus destinos. Recibir una compra, por tanto, sería mucho más rápido de lo que lo hacen actualmente las mejores empresas de delivery.

Paralelamente, permitiría a muchas personas mantenerse alejadas del Covid-19, el cual estará con nosotros por mucho tiempo en forma de epidemia. Durante los confinamientos, los drones demostraron que son capaces de cumplir al pie de la letra su trabajo y los ejemplos de algunos países africanos son notables. Específicamente, las autoridades de Ruanda y Ghana los implementaron para distribuir productos médicos y reducir la exposición de las personas al contacto con el virus.

En Estados Unidos, la situación ahora parece prometedora con grandes cadenas entrando al área de los envíos con drones de manera exitosa. Entre las más destacadas se cuenta la gigante de las minoristas, Walmart, la cual se asoció con DroneUp. Idéntica iniciativa lleva la empresa Walgreens, cuya directiva firmó un acuerdo con Google Wing.

Los drones podrían ser una herramienta fundamental para los envíos en el futuro
El envío de mercancías por medio de drones podría convertirse a futuro en una de las alternativas más amistosas con el medio ambiente y con los intereses de las empresas y de sus consumidores. Sin embargo, por ahora adolecen de algunas limitaciones como la capacidad de carga de peso. Imagen: Euronews.com

Los envíos con drones en comparación con los envíos terrestres

Cuando una persona compra, bien sea en empresas de comercio en línea o en minoristas, los envíos se hacen generalmente por tierra. Esto último aplica sobre todo cuando se trata de distancias cortas, por ejemplo, dentro de una ciudad o entre ciudades no muy distantes entre ellas. De tal manera, camiones y vans son los principales medios de transporte de los productos adquiridos por las personas. Esto se traduce en el consumo de combustible fósil y, por tanto, en la emisión de gases de efecto invernadero hacia la atmósfera.

“El crecimiento del comercio sin contacto ha hecho que los envíos se conviertan en uno de los ejes más importantes de la economía”

En consecuencia, en la misma medida en que prospere esta modalidad también aumentarán las emisiones de carbono. La incorporación de drones a esta forma comercial podría ser una de las mejores alternativas tanto para las empresas como para los consumidores. En un futuro, para las primeras, la adición de estos aparatos voladores sería mucho más económica que actualizar la flota de vehículos movidos por combustión interna o por vehículos eléctricos. En lo que concierne a los consumidores, como ya se destacó, estos gozarán de la gran ventaja de recibir más rápido sus pedidos. Así, las ventajas para unos y para los otros se traduce en una ayuda no menos importante para el medio ambiente.

De acuerdo a los resultados obtenidos de un reciente estudio de Cell Patterns, la utilización de drones para envíos de carga ligera ahorraría entre el 84% y el 94% en cuanto de misiones en comparación con los transportes terrestres que llevan esos mismos productos a las puertas de los usuarios. Mediante técnicas especializadas, los estudiosos determinaron la cantidad de consumo de los drones y las compararon con la de las vans y camiones. Los resultados fueron claramente indicativos de la mejoría que representa el uso de los aparatos voladores para la preservación ambiental. Además, la ventaja de los drones no se limita en su comparación con los vehículos movidos con combustible fósil, sino también con coches eléctricos.

El único elemento que compite en ahorro de consumo con los drones son los envíos por medio de bicicletas. Otra de las ventajas de las bicicletas es que las mismas pueden llevar cargas más pesadas que los drones, sobre todo si son bicicletas tipo triciclo. De igual manera, las inversiones son considerablemente menores en estas últimas. Pero el punto en contra es que tardan mucho más que los drones y que cualquier otro medio de transporte, lo cual podría afectar negativamente las ventas en tanto que los consumidores elegirían comprar a proveedores que les lleven sus productos más rápido.

El transporte terrestre de mercancías es menos sustentable
Si los drones se convierten una alternativa los vehículos de transporte de mercancías movidos con combustible fósil, las ventajas para el medio ambiente serían considerables. Algunas cadenas minoristas y compañías de comercio en línea ya están dando los primeros pasos en ese sentido. Imagen: Geekwire.com

Desarrollar las fuentes de energía verde sigue siendo urgente

Pero el hecho de que los drones sean una ventaja para los deliveries no quiere decir que sea la alternativa inmediata a los otros medios de transporte. Esto se debe al simple hecho de que estos aparatos voladores tienen una limitación en cuanto a cargamento de pesos. En otras palabras, están condicionados a llevar pequeñas mercancías y requerirían numerosos viajes para llevar un cargamento mediano. Todo esto quiere decir que los envíos con camiones y vans siguen siendo necesarios, al menos en el corto y probablemente en el mediano plazo.

“Los deliveries con drones son baratos, acortan el tiempo de entrega y son sustentables. Sin embargo, también cuentan con limitaciones”

Tal hecho, obliga a las empresas minoristas y de comercio en línea a mantener sus inversiones en cuanto a sustitución de flotas. Los transportes eléctricos se presentan como la solución más viable hasta que una nueva tecnología capacite a los drones para llevar cargamentos de mayor peso y con menos consumo de energía.

En consecuencia, para tener un transporte de mercancías sustentable se requiere que las fuentes de energía sean verdes. Sería poco lo que se puede hacer si los coches movidos con combustión interna son sustituidos, mientras las fuentes de energía con que se cargan los coches eléctricos provienen del carbón y otras fuentes contaminantes.

En cuanto a los drones, los mismos desde ya se hacen indispensables para los envíos de medicinas y otros productos urgentes. En ese caso, su uso se convierte casi en una obligación para las empresas minoristas y para las plataformas de comercio electrónico. Esto último se hace más notorio en áreas rurales con mayores dificultades para los movimientos terrestres.

Con respecto a esta última área, es de destacar que el pasado año 2021 se realizó un estudio del European Health Journal en el que se utilizaron drones con desfibriladores externos automáticos (DEA, por sus siglas en inglés) durante 12 casos de ataques cardíacos extrahospitalarios. En el 92% de los casos el desfibrilador se entregó de manera exitosa, mientras que en el 64% de las veces las entregas llegaron antes que las ambulancias.

Artículo relacionado

Problemas en la cadena de suministro afectan el comercio en línea

Las medidas restrictivas de principios de pandemia provocaron interrupciones de grandes magnitudes en los envíos marítimos internacionales. Ahora que la…

Otras limitaciones que enfrentan los drones

Pero las limitaciones que enfrentan los drones no solamente tienen que ver con su poca capacidad para el transporte de pesos. Además, deben enfrentarse a asuntos regulatorios concernientes a zonas de vuelos restringidos. Por ejemplo, en la mayoría de ciudades de Estados Unidos existen fuertes restricciones para los vuelos sobre edificios gubernamentales, estadios, colegios y aeropuertos. Superar esa barrera es uno de los grandes desafíos de las empresas que están trabajando aceleradamente para aplicar esta nueva forma de transporte de productos desde sus almacenes hasta la puerta de las casas de sus clientes.

En ese sentido, Amazon Prime Air se encuentra dando todos los pasos necesarios para poner sus drones a transportar mercancías pequeñas. Para ello está trabajando con la Administración Federal de Aviación con el fin de obtener los permisos necesarios para llevar adelante su proyecto en Lockford, California. “Es probable que otras compañías sigan esta tendencia si se desarrollan las condiciones para superar algunos de los desafíos operativos y normativos mencionados“, afirma Thiago Rodrigues, autor del citado estudio de Cell Patterns.

Otra de las caras negativas de este asunto es el porvenir de los trabajadores dedicados al envío de mercancías. Probablemente, estos verán con preocupación que sus puestos de trabajo son prescindibles dado el avance tecnológico. Esto sucede tanto con los envíos por medio de drones como aquellos que se realizan con coches de manejo autónomo. Mientras tanto, el funcionamiento de este sector permanecería casi inalterado, al menos en el corto plazo o hasta que haya un acontecimiento que obligue a las empresas a acelerar su transición.

De cualquier manera, la pandemia del Covid-19 aceleró el auge de esta nueva tendencia de envíos, la cual probablemente hubiera tardado unos años más en llegar de no ser por el fuerte período de confinamiento. Se trata de una situación similar a la ocurrida con el trabajo remoto, el cual aun siendo una tendencia que venía ganando terreno aceleradamente, se convirtió en un boom, sobre todo en 2020 y 2021. Con respecto a  este último caso, es de destacar que algunos analistas piensan que gran parte de la inflación en la economía podría estar vinculada al trabajo desde casa, tal como reportó recientemente EL PAÍS FINANCIERO.

Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published.