August 11, 2022

Corrupción de funcionarios

Un juez local ordenó prisión preventiva justificada por un año contra el exfiscal de Veracruz, Jorge Winckler Ortiz, por los delitos de desaparición forzada y secuestro.

Foto EE: Archivo.

Un juez local ordenó prisión preventiva justificada por un año contra el exfiscal de Veracruz, Jorge Winckler Ortiz, por los delitos de desaparición forzada y secuestro.

El Juez de Proceso y Procedimiento Penal Oral del XI Distrito Judicial de Xalapa, con sede en el penal de Pacho Viejo, impuso un año de prisión preventiva, y la Fiscalía General de Justicia de Veracruz informó que esa medida cautelar permanecerá por un año dentro del proceso penal 296/2019.

El juez fijó una audiencia de continuidad para el próximo domingo 31 de julio, cuando determinará si existen elementos suficientes para la vinculación a proceso y que se inicie el juicio en contra de Winckler Ortiz.

El exfiscal veracruzano es acusado del secuestro de Francisco Zárate Aviña, quien fuera escolta de Luis Ángel Bravo Contreras, extitular de la Fiscalía de Veracruz durante la Administración de Javier Duarte de Ochoa.

En un mensaje a medios, el gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García Jiménez, aseguró que al inicio de su gestión, Winckler dejó de investigar los delitos que se cometen en la entidad, y lo acusó de golpear a su gobierno.

Afirmó que uno de los delitos que dejó de investigar fue el secuestro, porque a la llegada de la nueva fiscal, Verónica Hernández Giandáns, encontró carpetas “escondidas” contra homicidas y secuestradores.

“Percibimos que los presuntos delincuentes de homicidios, feminicidios y secuestros no eran perseguidos con eficacia y dedicación por el fiscal de ese entonces, por el contrario, aquél titular de la Fiscalía estatal se dedicó a utilizar sus propias omisiones para que se nos golpeara mediáticamente por la inseguridad que él no combatía”, sostuvo.

“Esa era la perversidad de quien pretendió dañar a la sociedad veracruzana en pro de sus intereses corruptos aliados al de un grupo político sin escrúpulos, por decir los menos. No se puede dejar a la desmemoria tantos agravios a quienes esperaban justicia por el órgano que la debía procurar. La gente ahora puede mirar con esperanza un porvenir diferente, donde no cunda la impunidad y que quienes negociaron la justicia pervirtiéndola, quienes ocultaron o negociaron carpetas ministeriales, quienes dejaron libres a los delincuentes responsables de homicidios, feminicidios y secuestros, ahora sean llamados a rendir cuentas”, planteó.

Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published.