October 4, 2022

Fiona se convirtió en un poderoso huracán de categoría 3 el martes mientras se dirige hacia las islas Turcas y Caicos después de dejar dos muertos y provocar grandes inundaciones y apagones en el Caribe.

Con vientos máximos cercanos a los 185 kilómetros por hora, ya provoca condiciones de ciclón en territorio británico de ultramar y se espera que se fortalezca aún más, dijo el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NHC por sus siglas en inglés).

“Las fuertes lluvias alrededor del centro de Fiona impactarán en las Islas Turcas y Caicos esta tarde con inundaciones continuas que ponen en peligro la vida”, dijo el NHC en su boletín, y agregó que se esperaba que la tormenta pasara cerca de la cadena de islas en cuestión de horas.

Hasta el momento, Fiona dejó dos muertos: un hombre cuya casa fue arrasada en el territorio francés de ultramar de Guadalupe y otro en República Dominicana, que murió mientras talaba un árbol para protegerse de la tormenta.

El presidente de República Dominicana, Luis Abinader, declaró tres provincias del este como zonas de desastre: La Altagracia, hogar del popular balneario de Punta Cana; El Seibo y Hato Mayor.

Varias carreteras quedaron inundadas o cortadas por la caída de árboles o postes eléctricos en los alrededores de Punta Cana, donde se cortó el suministro de luz, constató un periodista de la AFP en el lugar.

Las imágenes de los medios locales mostraron a los residentes de la ciudad de Higüey, en la costa este, con el agua hasta la cintura, tratando de salvar sus pertenencias personales.

“Pasó a mucha velocidad”, dijo a la AFP Vicente López, en la playa puntacanera de Bibijagua, lamentando los negocios destrozados en la zona.

El NHC dijo que “fuertes lluvias e inundaciones repentinas localizadas que ponían en peligro la vida” continuarán este martes en partes de República Dominicana.

Mientras tanto, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, declaró el estado de emergencia en Puerto Rico, donde la tormenta golpeó el domingo, autorizando a la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias a brindar asistencia en el territorio libre asociado a Estados Unidos.

El gobernador Pedro Pierluisi dijo que la tormenta había causado daños catastróficos desde el domingo, con algunas áreas enfrentando más de 760 milímetros de lluvia.

Inundaciones “sin precedentes” 

En Puerto Rico, Fiona provocó deslizamientos de tierra, bloqueó carreteras y derribó árboles, líneas eléctricas y puentes, dijo Pierluisi.

Un hombre falleció como consecuencia indirecta del apagón, al morir quemado mientras intentaba llenar su generador, según las autoridades.

El lunes por la tarde, Nelly Marrero regresó a su casa en Toa Baja, en el norte de Puerto Rico, para limpiar el lodo que se acumulaba en el interior después de que ella evacuara.

Gracias a Dios tengo comida y agua”, dijo a la AFP por teléfono Marrero, que lo perdió todo cuando el huracán María asoló la isla hace cinco años.

Fiona cortó el suministro eléctrico en gran parte de Puerto Rico, una isla de tres millones de habitantes, pero el lunes la electricidad se restableció para algunos clientes, dijo el gobernador.

El huracán también dejó a unas 800,000 personas sin agua potable como resultado de cortes de energía y desbordamiento de ríos, dijeron las autoridades.

Después de años de problemas financieros y recesión, en 2017 Puerto Rico declaró la quiebra, la mayor jamás realizada por una administración local de Estados Unidos.

Más tarde ese año, el doble golpe de dos huracanes, Irma y María, profundizó la miseria, devastando la red eléctrica en la isla, que ha sufrido grandes problemas de infraestructura durante años.

La red se privatizó en junio de 2021 en un esfuerzo por resolver el tema de los apagones, pero el problema persiste y toda la isla se quedó sin electricidad a principios de este año.

Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published.