October 4, 2022

Hertz Global Holdings tiene previsto encargar hasta 175.000 vehículos eléctricos de General Motors en los próximos cinco años, lo que supone el último movimiento de la empresa de alquiler de coches para incorporar modelos de cero emisiones.

“El acuerdo ampliará drásticamente nuestra oferta de vehículos eléctricos para los clientes de Hertz, incluidos los viajeros de ocio y de negocios, los conductores de viajes compartidos y las empresas”, declaró el consejero delegado de Hertz, Stephen Scherr.

La empresa de alquiler de vehículos pedirá coches eléctricos de Chevrolet, Buick, GMC, Cadillac y BrightDrop hasta 2027. Hertz espera empezar a recibir los Chevrolet Bolt EV y Bolt EUV a principios de 2023.

El objetivo actual de Hertz es que una cuarta parte de su flota sea eléctrica para finales de 2024. En abril, la compañía dijo que compraría hasta 65.000 vehículos eléctricos en cinco años al fabricante sueco de vehículos eléctricos Polestar y en octubre de 2021, Hertz anunció su intención de comprar 100.000 coches eléctricos a Tesla, principalmente el Modelo 3 del fabricante de vehículos eléctricos.

Hertz calcula que sus clientes podrían recorrer más de 8.000 millones de kilómetros con estos vehículos eléctricos y ahorrar aproximadamente 3,5 millones de toneladas de emisiones equivalentes de dióxido de carbono frente a los vehículos de gasolina.

La empresa, cargada de deudas, fue una de las primeras víctimas de la pandemia de coronavirus, pero desde entonces se ha recuperado gracias al aumento de la demanda de viajes y a los problemas de la cadena de suministro. Es por ello que  ha hecho del aumento de su flota de vehículos eléctricos una prioridad.

GM espera incrementar su producción de coches eléctricos

“El trabajo con Hertz es un gran paso adelante para la reducción de emisiones y la adopción del VE que ayudará a crear miles de nuevos clientes de VE para GM. Cada experiencia de alquiler aumentará la consideración de compra de nuestros productos e impulsará el crecimiento de nuestra empresa”, dijo Mary Barra, Directora General de GM. 

GM es el último fabricante de automóviles en llegar a un acuerdo de este tipo con Hertz tras Tesla y Polestar. Esos acuerdos fueron por 100.000 y 65.000 vehículos, respectivamente, lo que hace que el acuerdo de GM sea el mayor de los tres.

Se espera que GM aumente significativamente su producción de vehículos totalmente eléctricos en los próximos años, a medida que aumente la producción norteamericana de coches y camiones, así como las células de batería utilizadas para alimentarlos. La empresa tiene previsto alcanzar una capacidad de producción de un millón de vehículos eléctricos en Norteamérica y China, cada uno, para 2025.

La empresa también busca poner fin a la producción de todos los coches, camiones y todoterrenos diésel y de gasolina para 2035 y cambiar toda su flota nueva por vehículos eléctricos, como parte de un plan más amplio para ser neutro en carbono para 2040.

“Para General Motors, nuestro impacto de carbono más significativo proviene de las emisiones del tubo de escape de los vehículos que vendemos – en nuestro caso, es el 75 por ciento. Por eso es tan importante que aceleremos hacia un futuro en el que cada vehículo que vendamos sea un vehículo de cero emisiones”, dijo la Directora General de la empresa. 

Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published.