August 11, 2022
Gobierno cubano celebra palabras del Papa Francisco

Representantes y acólitos del gobierno cubano se han hecho eco y celebrado las declaraciones del Papa Francisco acerca de la “relación humana” que mantiene con el general Raúl Castro.

El canciller Bruno Rodríguez Parrilla, por ejemplo, sin comentario propio, dedicó un hilo en su cuenta de Twitter a presumir los titulares que dejó el Sumo Pontífice en su entrevista con las periodistas mexicanas María Antonieta Collins y Valentina Alazraki.

Por su parte, el exespía de la Red Avispa y actual coordinador de los CDR, Gerardo Hernández Nordelo, con el tono vulgar y prepotente que caracteriza sus intervenciones en las redes sociales, compartió el fragmento de la entrevista donde el Papa habla sobre el general, acompañado del siguiente texto: “’Cuba es un símbolo’, dice el Papa Francisco, y los odiadores rabian…”.

Por si esto fuera poco, hasta Guerrero Cubano, la cuenta troll de la Seguridad del Estado que se encarga de difamar sobre opositores y activistas de derechos humanos, sacó pecho por las declaraciones del Obispo de Roma.

Facebook / Guerrero Cubano

“Su Santidad, amor con amor se paga y de eso hace falta mucho en esta tierra. Usted es el verdadero representante de Dios, defiende sus más legítimos mandamientos. Gracias”, comentó la cuenta anónima de la policía política cubana.

Consultado sobre el primer aniversario de las masivas protestas del 11J en Cuba, en una entrevista por el canal de streaming ViX, de Noticias Univision 24/7 el papa Francisco se fue por las ramas y dijo querer mucho al pueblo cubano, a la vez que confesó haber desarrollado una “relación humana” con Raúl Castro.

La máxima autoridad de la Iglesia Católica afirmó que la isla “es un símbolo”, y criticó a los medios de prensa que lo tildan a él de “comunista” por esa cercanía con quienes gobiernan en Cuba.

“Yo quiero mucho al pueblo cubano, lo quiero mucho. Tuve buenas relaciones humanas con gente cubana y también lo confieso: con Raúl Castro tengo una relación humana”, dijo Francisco.

Unidos, que el presidente Obama lo quiso en su momento, y Raúl Castro lo aceptó y fue un buen paso adelante, pero que se detuvo ahora”, añadió.

“En estos momentos se están haciendo diálogos de sondeo para acortar distancias. Cuba es un símbolo, Cuba tiene una historia grande, yo me siento muy cercano, incluso, a los obispos cubanos”, continuó el Sumo Pontífice.

“Ciertos grupos de medios de comunicación muy ideologizados, que se dedican a ideologizar la postura de los otros… A veces no saben distinguir lo que es el comunismo de lo que es el nazismo, de lo que es el populismo, de lo que es un popularismo… Cuando me acusan de comunismo digo: ‘¡Qué trasnochado está esto!’”, acotó.

“Esas acusaciones ya pasaron, las veo como trasnochadas. No me preocupan. La hacen pequeños grupos ideologizados”, concluyó.

El papa Francisco visitó Cuba del 19 al 22 de septiembre de 2015. Fue recibido por Raúl Castro en el Aeropuerto Internacional José Martí y en el discurso que pronunció tras su arribo pidió a Raúl que transmitiera a Fidel, entonces retirado de la vida pública, sus sentimientos de “especial consideración y respeto”.

No es la primera vez en los últimos meses que la actitud del papa Francisco y del entorno Vaticano desconcierta a los exiliados cubanos.

En octubre de 2021 el Vaticano negó la entrada a cientos de cubanos que pretendían a la celebración dominical del Ángelus con la intención de visibilizar la marcha del 15N y la situación de los presos políticos en Cuba.

La Guardia de la Santa Sede argumentó que habían recibido información de que los cubanos harían un atentado en la Plaza.

El incidente fue fuertemente condenado entre los exiliados cubanos y recibió el rechazo de los congresistas cubanoamericanos María Elvira Salazar, Mario Díaz-Balart y Carlos Giménez, quienes enviaron una carta al arzobispo Christophe Pierre, nuncio apostólico de la Santa Sede en EE.UU., para comunicarle su “decepción” en lo relativo a la postura del Papa Francisco ante la represión en Cuba.

En 2021, una semana después de las protestas del 11 de julio, también durante el Ángelus, otro grupo de cubanos residentes en Italia sí consiguió asistir con banderas y carteles para llamar la atención del Papa ante la espiral represiva que se desarrollaba en la isla como consecuencia de las protestas.

En aquel momento el Sumo Pontífice “paz, diálogo y solidaridad” para Cuba, y dijo estar “cerca del pueblo cubano en estos momentos difíciles”.

Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published.