August 10, 2022
El telescopio James Webb tiene un SSD más pequeño que el de tu PC, solo puede guardar fotos un día

Es un prodigio de la tecnología, pero no querrías para tí el SSD y la conexión inalámbrica que tiene el telescopio James Webb.

Aún estamos sobrecogidos por las increíbles imágenes que nos ha enviado el telescopio James Webb. Más aún los astrónomos, algunos de los cuales no pudieron reprimir las lágrimas cuando las vieron.

El telescopio Webb es el mayor avance tecnológico de la Astronomía en las últimas décadas. Es 3.000 veces más potente que el telescopio Hubble. Pero no parece tan impresionante cuando echas un vistazo a su hardware… Hasta que descubres la verdadera razón.

Según informa IEEE Spectrum, el organismo encargado de definir los estándares inalámbricos, el telescopio James Webb tiene un SSD de solo 68 GB. Seguramente tu PC tiene un SSD más grande… Actualmente lo normal es montar un SSD de 128 GB para el sistema operativo, y al menos 512 GB, si quieres instalar videojuegos. ¿Por qué el SSD del telescopio Webb es tan pequeño?

Con un coste de más de 10.000 millones de dólares, no es una cuestión de presupuesto. ¡Un SSD de 128 GB solo vale 20 euros!

La clave está, como seguramente habrás supuesto, en el medio en donde ese SSD va a trabajar los próximos 20 años. No puedes meter un PC en una nave especial, y esperar que sobreviva sin más en el espacio. Apenas funcionará unos minutos antes de congelarse o fundirse.

El SSD del telescopio James Webb tiene que soportar temperaturas de 50 grados bajo cero y una alta radiación. Por eso debe protegerse con capas de metales antiradiación y contra las bajas temperaturas, un proceso muy complicado que ha costado años.

Esa es también la razón de usar componentes sencillos y de poca capacidad. Como más grande sea el SSD más complicado de fabricar, y aumentan las posibilidades de que falle.

El problema de usar una capacidad de solo 68 GB, es que con las fotos de alta resolución que captura el telescopio James Webb, el SSD se llena enseguida. Captura 57 GB al día. Así que no queda más remedio que transmitirlos todos los días a la Tierra, antes de que se llene.

El telescopio James Web orbita en el Punto de Lagrange L2, una zona del espacio en linea recta entre la Tierra y el Sol… a 1,5 millones de Kilómetros de la Tierra.

No está en contacto continuo con nosotros, solo en dos tandas de 4 horas al día. En esas 8 horas utiliza la banda de 25.9 GHz para transmitir datos a la Tierra a una velocidad de 28 Mbps. Parece poco comparado con nuestras conexiones a 100 o 300 Mbps, pero es el triple que el telescopio Hubble. Y no hay que olvidar que los datos deben recorrer 1,5 millones de kilómetros.

El telescopio Webb emplea también la banda a 2.09GHz para recibir tareas a 16 Kbps, y otra banda a 2,27 Ghz y 40 Kbps para datos de ingeniería y control.

Nada se deja al azar en un instrumento científico que han tardado casi 20 años en fabricar.

Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published.