October 5, 2022
  • Desde mayo hasta septiembre, del conjunto de 34 materias primas más comercializadas en las bolsas mundiales, sólo cuatro no bajaron luego de los precios récord de 2021 y el primer semestre de 2022.
  • El paladio subió 20%, el ganado vivo avanzó un 8%, el arroz también siguió aumentando (5%) y la soja trepó más de 4,1%.
  • La amenaza de recesión es lo que hace pensar a la mayoría de los analistas del mercado que el valor de las materias primas caerá en el trimestre final de año. E incluso más en 2023.

El mercado de materias primas se convirtió en el último tiempo en uno de los principales protagonistas del 2022, debido a su influencia en la frágil situación macroeconómica actual y la creciente inflación.

Ya no es una novedad que la mayor demanda luego de la pandemia generó una escasez en el suministro, y esto provocó un fuerte aumento en los precios de los recursos básicos.

A esto se le agregó la invasión de Rusia a Ucrania y la consecuente crisis energética, fenómenos que, combinados, contribuyeron en el aumento de la inflación

Luego de meses en este contexto, empezaron a surgir voces que señalan que ya pasó lo peor. ¿Será así?

Un primer dato es que, aparentemente, el pico inflacionario ya se alcanzó, y si bien aún habrá meses de tasas superiores al promedio de la última década, paulatinamente los precios comenzarán a bajar. Todos (o casi todos) coinciden en esa idea.

Estos rumores están apoyados en una reacción que se está produciendo hace un tiempo en el mercado de recursos básicos: los precios de materias primas más comerciadas alcanzaron el máximo anual a mediados de este año y luego, desde junio, la corrección se ha generalizado en la mayoría de las materias cotizadas (aquí habría que agregar un emoji de aplausos).

Del listado de 34 materias primas más comercializadas, únicamente 4 no corrigieron desde junio: el paladio, el ganado vivo, el arroz y la soja, con aumentos del 20 por ciento, 8 por ciento, 5 por ciento y 4 por ciento, respectivamente.

En ese mes, el canasto de materias primas de la compañía de asesoría financiera Bloomberg comenzó a descender, mediante una corrección que ya se llevó cerca de un 15 por ciento del selectivo.

Las materias primas que más ha caído

Descartando el estaño, que cayó más de un 41 por ciento en la Bolsa de Metales de Londres desde la primera semana de junio, y es la que más ha caído desde entonces, las materias primas que lideran los descensos en los últimos meses son el petróleo y sus derivados.

El Brent de Europa descendió alrededor de un 23 por ciento desde junio, y el West Texas otro 27 por ciento.

El algodón, el cobre y el trigo bajaron un 20 por ciento, al tiempo que metales como el aluminio y el níquel cayeron un 18 por ciento desde junio.

Como consecuencia directa, lo que hablábamos antes; la caída que se está produciendo lleva a varios expertos a creer que la inflación ya ha llegado a su máximo.

“Existen muchas señales de que la inflación ha llegado a su máximo”, dijo Pramod Atluri, analista de la empresa de servicios financieros Capital Group, en una conferencia en California la semana pasada. El experto hizo foco en el descenso de los precios del combustible en los últimos meses, además de los precios del trigo, maíz y otras materias primas.

“Es posible que la Reserva Federal consiga de esta manera la cobertura necesaria para apoyar el crecimiento económico sin desatender la inflación”, agregó respecto de los pasos a seguir en los próximos meses por parte del banco central estadounidense, que igualmente este miércoles 21 de septiembre anunció un nuevo incremento de la tasa de interés de referencia.

Es clave lo que siga haciendo la Reserva Federal de los Estados Unidos con la tasa de interés de referencia en lo que resta del año y en 2023. También será importante si el BCE y Banco de Inglaterra siguen o no su ejemplo.

¿Recesión?

Justamente, es la Fed, junto con otros importantes bancos centrales del mundo, como el Banco Central Europeo, los que, a través de sus políticas, están logrando que un grupo muy numeroso de analistas tengan miedo de una posible recesión.

El último sondeo a analistas de Bank of America, que se realizó a principios de este mes, confirma que la mayoría de los especialistas económicos cree que es “muy probable” que haya una recesión en todo el mundo en los próximos meses.

La posible recesión está vinculada directamente con el precio de las materias primas. Es que en este escenario, el temor es que una caída de la demanda –si esto finalmente termina sucediendo– lleve a cada vez más inversionistas a vender materias primas en el mercado previendo que habrá fuertes descensos en los precios en lo que resta del año.

materias primas blackrock
Las materias primas caen desde la mitad de 2022 básicamente porque muchos de los inversores están desarmando posiciones porque ven venir una recesión. En un escenario deprimido, las materias primas siempre bajan de precio. Más aún si la guerra en Ucrania se aplaca.

¿La demanda de materias primas caerá en picada?

Este descenso de las materias primas en los últimos meses está vinculado especialmente a las perspectivas de la demanda.

El caso más representativo es el petróleo, que pese a que la OPEP y la mayoría de sus sus socios externos decidieron modificar la dirección de su política y comenzar a disminuir oferta para tratar de elevar los precios, por ahora sus intentos no son suficientes para hacerle frente a las caídas producidas en el sector energético.

El último informe sobre el mercado petrolero presentado por la Agencia Internacional de la Energía lo explica claramente: la OPEP recortó el ritmo de crecimiento de la demanda de petróleo para el 2022, debido a una caída del consumo, y pronostica que este año será el primero donde la demanda petrolera en China descienda, algo que no sucedió ni en la pandemia ni en la crisis financiera del 2008.

Será la primera vez que sucede, de cumplirse las estimaciones de la Agencia Internacional de la Energía, desde 1990.

Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published.