August 16, 2022
El Gobierno aguarda una reunión entre los líderes de PSOE y Unidas Podemos tras la disputa abierta por el gasto en Defensa

Actualizado

El PSOE está decidido a aumentar el gasto hasta alcanzar el 2% del PIB en 2029 y Unidas Podemos mantiene firme su posición de rechazar esa inversión

Pedro Sánchez y Yolanda Díaz, en junio, en un Pleno del Congreso.
Pedro Sánchez y Yolanda Díaz, en junio, en un Pleno del Congreso.JAVIER BARBANCHO

El debate sobre el estado de la Nación llega en un momento en el que el Gobierno de coalición precisa de lamerse sus heridas. Las continuas disputas subieron de nivel a cuenta del propósito del PSOE de elevar el gasto en Defensa -y como se ha hecho aportando 1.000 millones mediante un crédito del fondo de contingencia-. La vicepresidenta Yolanda Díaz exigió la celebración de la mesa de seguimiento del acuerdo de coalición. Pero ambos socios, PSOE y Unidas Podemos, saben que ése no es el foro para resolver una fricción tan profunda como la actual. De ahí que en el seno del Gobierno ya se contemple que pueda producirse una reunión o conversación entre Pedro Sánchez y Yolanda Díaz o que, incluso, pudieran sumarse los ministros Félix Bolaños y Ione Belarra, para desatascar la situación.

Ha sido habitual que en la vida de la coalición, cuando ha surgido un punto de bloqueo, la situación terminara de desencallarse en encuentros en La Moncloa entre los líderes de las dos formaciones que componen la coalición. Así sucedió por ejemplo a principios de octubre de 2021, cuando el presidente del Gobierno reunió en su despacho a Díaz, Bolaños, Belarra y María Jesús Montero para desbloquear la Ley de Vivienda y la negociación de los Presupuestos para 2022. Los márgenes de las reuniones de los Consejos de Ministros, como el que se celebra hoy, son oportunidades para estas citas.

«Estoy segura de que el presidente y yo llegaremos a un punto de encuentro», afirmó la semana pasada Díaz, en plena confrontación por la concesión de 1.000 millones para gastos de Defensa. Una declaración que alentó la posibilidad de que el bloqueo haya llegado a un punto que sea necesaria la intervención de los líderes.

Porque el PSOE está decidido a aumentar el gasto en Defensa, hasta alcanzar el 2% del PIB en 2029 como se ha comprometido con la OTAN, y Unidas Podemos mantiene firme su posición de rechazar esa inversión y exige a Sánchez que priorice el gasto social. Un enfrentamiento, nada disimulado, que provocó la semana pasada un tenso Consejo de Ministros y el malestar en el sector socialista con las intervenciones de Díaz.

Como reconocen fuentes gubernamentales, tanto PSOE como Unidas Podemos saben que la convocatoria de la mesa de seguimiento del acuerdo de coalición es un gesto público, en el que se obtiene una imagen y una foto de unidad, pero que ante desavenencias importantes, son las reuniones entre los líderes de ambos partidos las que de verdad surten efecto.

La celebración del debate sobre el estado de la Nación es una cita a la que La Moncloa concede la máxima importancia y trascendencia porque, además de que Sánchez capitalizará el anuncio de nuevas medidas económicas -este diario ya adelantó que el Gobierno trabajaba en eso-, esperan que supongan una palanca de impulso para el jefe del Ejecutivo, un giro socioeconómico sobre el que pivote la remontada que esperan en el PSOE de cara al ciclo electoral de 2023.

En el sector de Unidas Podemos, sobre esta posible reunión entre líderes, esperan que sí haya algún tipo de encuentro para tejer una «coordinación» y «preparación» para que «la coalición muestre un proyecto común que priorice lo social y la protección al ciudadano» porque consideran que es determinante para «convencer al electorado que en su día nos apoyó y posibilitó el Gobierno».

Termómetro de la relación con ERC

Distensión. La celebración del debate sobre el estado de la Nación permitirá medir cuál es la salud de la relación del Gobierno con ERC. Después de la reunión el viernes entre Gobierno y Generalitat, en La Moncloa aseguran que se ha conseguido reconducir la relación tras el caso Pegasus.

Reunión. ERC es un socio clave para el Gobierno, porque sus votos mitigan la «agonía» de cada votación. Tras ver qué pasa en el debate, el viernes se reúnen Sánchez y Aragonès.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más

Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published.