August 10, 2022
El colegio claretiano ‘Gustavo Torres’


por La Nación


Ya era hora que la Contraloría General de la República tomara decisiones en el caso de las irregularidades alrededor de las obras de construcción del colegio claretiano ‘Gustavo Torres Parra’ de Neiva.

Lo que ha salido a la luz pública es sorprendente. El contratista no cumplió con las especificaciones técnicas del diseño estructural referente a las resistencias de los concretos y aun así, recibió $4.108 millones.

“El no cumplimiento de las especificaciones técnicas para el hito de estructura generó incumplimiento de la norma sismo resistente. Esto implica que la ejecución del hito de estructuras es cero pesos y se pagó la suma de $4.108 millones”, confirmó un informe técnico que sirvió de soporte para iniciar el proceso de responsabilidad fiscal. Por estas anomalías, la Unidad de Investigaciones Especiales contra la Corrupción vinculó como presuntos responsables a la empresa contratista Constructora Colpatria y a la interventoría ejercida por el Consorcio Aulas 2016.

Vale la pena recordar que el 28 de diciembre de 2018 se emitió la licencia urbanística para la construcción del colegio ‘Gustavo Torres Parra’. Los trabajos fueron objeto de 3 suspensiones y prórrogas a las suspensiones. Para su total ejecución, se destinaron recursos por 12.960 millones de pesos, de los cuales 7.828 millones (60.4%) fueron aportados por el Ministerio de Educación y 5.132 millones (39.6%) por la Alcaldía de Neiva.

Y aunque la obra debía entregarse terminada en el segundo semestre de 2020, se ejecutó parcialmente y actualmente sigue sin terminarse.

Frente a las irregularidades que son evidentes, los organismos de control no pueden mirar para otro lado y lo que deben hacer es darle celeridad a las investigaciones que conduzcan a llamar a rendir cuentas a los responsables. A veces la tardía respuesta de las autoridades, facilita la multiplicación de los ‘elefantes blancos’.



Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published.