August 15, 2022
Economía naranja

Economía naranja en Colombia.

Archivo EL TIEMPO

POR:

Laura Lucía Becerra Elejalde

julio 23 de 2022 – 03:41 a. m.

2022-07-23

2022-07-23

En 2013, ante una conferencia del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) se presentó el libro ‘La Economía Naranja: Una oportunidad infinita’, escrito por el actual presidente de la República, Iván Duque, y por Felipe Buitrago (ministro de Cultura entre 2020 y 2021). El libro detallaba las posibilidades de las industrias creativas como motor económico. Este sector se destacó por ser una de las banderas de este Gobierno.

(Vea: 66 % de personas entre 55 y 65 años, en riesgo de no obtener pensión).

En los últimos años, también, el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) diseñó una cuenta satélite para medir el aporte de este sector a la economía, que en 2021 representó 2,61% del producto interno bruto (PIB), poco más de $27,75 billones.

Esta participación se ha mantenido relativamente constante en los últimos años: 3% del PIB en 2019 ($28,78 para ese año), y en 2020, año de la pandemia, logró 2,64% ($23,90 billones).

El último reporte de la cuenta satélite de cultura y economía naranja evidenció que el subsector con mayor participación en el 2021 fue el de creaciones funcionales, con el 51,3% del valor agregado y un aporte de $14,2 billones. En este destacan los segmentos de medios digitales y software, siendo estos los más importantes del sector con $8,9 billones; el diseño y la publicidad.

Las artes y patrimonio aportó $7,6 billones, el 27,7% del valor agregado. En ellas se contabilizan las artes visuales, artes escénicas, patrimonio, actividades manufactureras de la economía naranja, y turismo cultural, entre otras actividades.

(Vea: Exportación de licores subió un 34 % entre enero y mayo).

Mientras que en las industrias culturales se tiene, por otro lado, a los segmentos de editorial, fonográfica, audiovisual, y agencias de noticias y otros servicios de información. Estas actividades aportaron $5,82 billones en 2021 a la economía.

De acuerdo con el ministerio de Cultura, este Gobierno movilizó recursos por más de $24 billones para el sector, con el fin de fortalecer las industrias culturales y creativas en el país. Entre los avances que destaca la cartera está la creación de las Áreas de Desarrollo Naranja, espacios al interior de las ciudades y municipios en donde convergen actividades culturales y creativas con un enfoque de impulso económico. El país cuenta con 95 áreas en 50 municipios.

Además, Mincultura destaca medidas como la renta exenta para empresas de economía naranja (dedicadas a actividades culturales, creativas y de base tecnológica) ha beneficiado a 1.098 emprendedores y empresarios.

Tras la pandemia, las actividades recreativas y de entretenimiento están entre los sectores con mayores tasas de crecimiento y recuperación, debido a la reapertura, y allí se encuentran varias de economía naranja.

Juan Camilo Pardo, economista e investigador de Corficolombiana, señala que “el dinamismo del sector va alineado con la tendencia alcista que se puede apreciar en las ‘startups’, por ejemplo”.

(Vea: Protección social y otros sectores en los que más gastó el Gobierno).

Cada vez más jóvenes y adultos se arriesgan a crear sus propias empresas, que estén en conexión con servicios de tecnología. Ya en el país tenemos dos unicornios y seguramente durante los próximos años habrán más”, dice Pardo, quien señala el apetito de los inversionistas.

Pero en el caso de las actividades culturales, asegura que “es difícil saberlo. Cuando se aprecian las cifras de PIB de entretenimiento, este sector de la economía está siendo impulsado principalmente por los juegos de azar y por las actividades deportivas y recreativas que incluye partidos de fútbol, clubes sociales y parques de diversiones”.

Así mismo, Jorge Armando Rodríguez, decano de Ciencias Económicas de la U. Nacional, enfatiza en que la llamada economía naranja ha salido muy afectada del periodo de pandemia.En 2021 el PIB atribuible a este subsector estuvo por debajo del observado en 2019 (5,8% menos en términos reales). El empleo salió todavía más golpeado. En 2019 había 644.000 personas trabajando en ese tipo de actividades; en 2021 apenas sí sobrepasaron las 600.000 personas. La caída del empleo fue de 6,7%”.

Además, Rodríguez apunta que es importante evaluar el efecto de los beneficios tributarios otorgados a la economía naranja por el gobierno Duque, especialmente de cara a una futura reforma tributaria en el nuevo gobierno.

Los resultados en PIB y en empleo ponen en duda el potencial de esa clase de beneficios. Aunque habría que descontar el impacto de la pandemia, hay razones para pensar que Colombia necesita una mayor y mejor provisión de bienes y servicios públicos en lugar de estar concediendo tratamientos tributarios preferenciales”.

Iván Duque

Iván Duque ha sido un gran promotor de la economía naranja.

Diego Caucayo

Según las estadísticas oficiales, el número de ocupados de cultura y economía naranja (600.918) presentó un crecimiento de 11,3% en 2021. Esto, por el aumento de la población ocupada en las tres áreas: industrias culturales (17,0%), artes y patrimonio (12,5%) y creaciones funcionales (8,2%).

(Vea: Récord de inversión extranjera en primer semestre: cuánto dinero llegó).

Por otro lado, se registró en 2021 una oferta de 503.096 puestos de trabajo, un crecimiento de 20,2% con respecto al 2020. Artes y patrimonio ofertaron 228.829 plazas y las creaciones funcionales 205.883.

LAURA LUCÍA BECERRA ELEJALDE

Periodista Portafolio

Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published.