August 11, 2022
Desmienten una fuerte suba en el precio de la carne de cerdo en los últimos 20 días

Referentes de la actividad porcina cuestionaron los datos de la Cámara de Chacinados y Afines (CAICHA), que había reportado un incremento del 40% de la carne de cerdo en 20 días, tras el endurecimiento del cepo a las importaciones. “Bajó el vacuno y se mantuvo el capón. En lo que va del año, el capón (en pie) subió tan solo entre el 14% y el 16.2%, muy lejos de los que dijo el presidente de CAICHA (Gustavo Lazzari)”, afirmó el consultor Juan Luis Uccelli, ex titular de la Asociación Argentina de Productores Porcinos (AAPP).

Por su parte, el médico veterinario Jorge Brunori, especialista del INTA Marcos Juárez, también refutó la información de CAICHA. “No es real, pues si analizamos los datos publicados por el boletín semanal de precios del cerdo de la Asociación de Productores Porcinos en base a datos del ministerio de Agricultura, podemos observar que el aumento en los primeros 6 meses de este año fue mucho menor”.

Según esos datos, desde el 5 de enero hasta el 6 de julio, el valor promedio del kilo de carne porcina pasó de $151 a $170 por kilo, es decir un 12,6% de incremento. Mientras que la variación del “precio máximo” fue de un 15%, al pasar de $180 a $207. Mientras que, del 15 de junio al 6 de julio, la variación de la cotización media fue de $161,50 a $170 por kilo (5,3%) y del valor máximo fue de $194 a $207 (6,7%).

Sobre eso, Brunori acotó: “Como queda demostrado, el sector primario de la cadena porcina recibió un aumento del kilo de cerdo en pie muy inferior al que se mencionó. Este eslabón de la cadena ha sido muy afectado en su rentabilidad en los últimos tiempos, producto, principalmente, del desbalance entre el aumento de precio de los granos (maíz y soja), que representan 70% de los costos de producción, y el precio del cerdo en pie. Esto puso en jaque la rentabilidad de sus granjas y la sostenibilidad productiva, en especial de los pequeños y medianos productores que representan más del 90 % de las granjas de cerdos del país”.

A este “desbalance” entre los principales insumos de la producción porcina y el precio de venta del cerdo, el experto indicó que se le sumó “la fuerte suba de las importaciones”, que durante 2021 se incrementaron 86% en volumen, en comparación con el 2020.

“En los primeros 5 meses del presente año, el incremento fue del 64% (según datos del ministerio de Agricultura). A esta situación, se le sumó la caída de las exportaciones, que durante el citado período se redujeron en un 82%”, acotó.

En tanto, Uccelli resaltó que el precio del capón está informado semanalmente por la Dirección de Control Comercial Agropecuario (Ex ONCCA), dependiente del ministerio de Agricultura. “La información es suministrada bajo declaración jurada por los compradores de cerdos para faena, dentro de los cuales está incluido la gente de CAICHA, en un porcentaje menor”, afirmó.

De ahí, según señaló, sale un precio promedio que esta semana fue de $171.02 más IVA y un precio máximo ponderado (que sale del 10% de mayor valor y en esta semana son 7.866 cabezas) de $208.37 más IVA.

Niegan que haya especulación de los productores

En cuanto a una supuesta especulación de los productores primarios, Uccelli resaltó que el criador de cerdos es “un esclavo de su producto, cuando llega a un peso lo debe vender y no tiene la posibilidad de retenerlo”.

“Nunca pudo especular, todo lo contrario, cuando el mercado necesita cerdos bajan el peso de faena para cumplir, perdiendo rentabilidad y cuando sucede lo del primer semestre de este año, que las importaciones frenaron la entrega, sube el peso de faena, aumenta su costo de producción y encima es castigado por los compradores por exceso de peso, con menor precio del mercado”, argumentó el titular de JLU Consultora.

Uccelli también cuestionó que se diga que el año pasado importaron porque “faltaron 134.00 cerdos por semana. Cuando este número lo llevamos a kilos de media res, nos da un valor de 630.000 toneladas, que serían 16,3 kilos por habitante y por año. No merece mayor comentario”.

Sobre el aumento de la carne de cerdo al mostrador y de los fiambres, aseguró: “Dicen que el aumento del cerdo provocará un aumento al público del 40%. Si esto sucede, la carne de cerdo quedaría más cara que la vacuna y nadie la compraría. Si hoy consumimos 18 kilos de carne fresca por habitante es por todo el trabajo que hizo la AAPP junto con GITEP (Grupo de Intercambio Tecnológico de Empresas Porcinas) y PORMAG (asociación civil Porcino Magro) desde el 2005, y que se sumaron las cámaras provinciales en el 2017. CAICHA nunca estuvo de acuerdo en la campaña, ni la acompañó”.

Por último, con respecto al encarecimiento de los fiambres y chacinados, Uccelli dijo que la participación de los cortes porcinos “es cada vez menor y es lógico pensar que la mayoría de todos los otros insumos son los que subieron”.

Fuente: TN Campo

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published.