August 14, 2022
De las historias de desamor de Marcela Feudale al llanto desconsolado por el recuerdo de su padre

La visita de Marcela Feudale a PH, podemos hablar, estuvo atravesada por las emociones fuertes y los relatos relacionados al amor. Es que luego de hablar de su vida sentimental y confesar que el medio la convirtió en “una machorrita”, rompió desconsoladamente en llanto al recordar a su papá, quien señaló que además fue para ella su más íntimo amigo.

Cuando la consigna fue que pase al frente quienes conocieron el desamor, la histórica locutora de Marcelo Tinelli dio un paso al frente. “Nunca me fue bien con las parejas”, dijo en primer lugar y sin vueltas. “Pero yo creo que si bien es cierto que no emboqué con las personas que debería haber embocado, era muy romántica y creía que todo tenía que ser perfecto”, reveló.

Luego de reconocerse exigente, Feudale contó que tuvo varias parejas y aclaró: “Soy heretosexual”. En ese momento, Ronnie Arias exclamó: “Es que siempre fuiste muy chonguito”, y la locutora le respondió “¿Y qué querés que haga?”, a lo que Ronnie, de nuevo, agregó dándole la derecha: “Era el modo de sobrevivir en esa época”.

“Tuve que acostumbrarme a ser machorrita porque el medio te lo exigía. Yo trabajé en la Rock & Pop y era machirula al ciento por ciento. Éramos dos mujeres y cuarenta y cuatro varones y muchas veces las mujeres revestíamos como plantas”, contó luego.

De nuevo en el tema del amor, explicó que le costó mucho el tema de las relaciones. En primer lugar porque tenía un compromiso muy grande con su carrera. “Quería trabajar, y vengo de una época en la que la mujer elegía, o la casa y cocinar, o a trabajar. Todo junto no se podía”. Tras confesar que fue criada de esa manera y que fue muy difícil romper con esa matriz, reveló que no se arrepiente, que tuvo una vida feliz y varios amantes. “No tengo problema en decirlo”, completó, y agregó que nunca tuvo el interés por ser mamá.

Apenas Andy Kusnetsoff le dio la palabra en el segmento del programa en donde los invitados cuelgan en un árbol una foto especial, la locutora adelanto: “Me van a hacer llorar, indefectiblemente”. De inmediato se quebró. “Hay cosas que en la vida no se superan. Y yo era íntima amiga de mi papá. Y lo extraño como si fuera el primer día. Es como que nunca pasó la vida y es tremendo”, expresó con un profundo dolor y sin poder contener el llanto.

“Encontrármelo, charlar, caminar como caminaba con el por la playa. Pero no se puede y no va a pasar. Pero bueno. Esa foto, mis charlas con él, la fe que me tenía, la mansedad de su persona, su solidaridad con el mundo, el cariño que le tuvieron sus alumnos que hoy en día me siguen llamando para decirme cómo los acompañaba en sus dolores. Es la foto de mi viejo, de mi vida con él. Cuando te vea me voy a poner contenta”, completó.

Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published.