August 17, 2022
Cosmética sostenible y consciente, clave para el consumidor a la hora de comprar

Compañías como Avon, Natura, AHU y Genomma Lab le apuestan a la producción consciente para reducir el impacto ambiental

La industria cosmética se ha tenido que adaptar a las nuevas tendencias y gustos del consumidor actual. Por esta razón, las compañías que venden este tipo de productos han cambiado sus procesos e insumos en la búsqueda de una producción más sostenible y limpia.

Según Statista, antes de la pandemia la industria de la cosmética crecía a tasas de entre 4% y 5,5%, pero en 2020 registró una caída de 8%. Sin embargo, en 2021 empezó a recuperarse y se estima que el tamaño de este mercado llegue a US$288.000 millones ese año.

Los consumidores actuales se han vuelto más exigentes. Ahora, además de interesarse por los efectos que generan los productos cosméticos en su salud y apariencia, también se preocupan por el impacto ambiental que estos tengan sobre el planeta.

De acuerdo a un estudio de Stampa, el medio ambiente es la principal razón por la que 62% de los consumidores de estos productos prefieren la cosmética natural y sostenible.

Compañías como L’Oréal, líder en este mercado global con ventas por US$35.600 millones en 2021, le apuestan a una producción consciente y sostenible. La empresa tiene la meta de que 95% de los ingredientes de sus productos sean de origen biológico para 2030.

Esta transición es necesaria para reducir el impacto ambiental, ya que una parte de las partículas contaminantes presentes en los océanos proviene de los cosméticos.

Otra de las compañías que ha transformado sus procesos en unos más sostenibles para el medio ambiente es Genomma Lab Internacional, que produce diferentes tipos de cosméticos y productos de cuidado para la salud.

“Utilizamos materias primas respetuosas con el ambiente como el cartón proveniente de bosques certificados, con lo que nos comprometemos al manejo sostenible de los recursos de los bosques. Algunos de nuestros envases de polietileno de marcas Vanart, Siluet, Alert, Cicatricure, Goicoechea, Sistema GB y Teatrical, elaborados en México, contienen 30% de material reciclado post consumo, evitando el uso de 407 toneladas de plástico virgen el año pasado”, aseguró María Fernanda Aguilar, gerente de responsabilidad social y sostenibilidad de la compañía.

Por otro lado, este laboratorio también ha logrado que todos sus productos enjuagables estén libres de microplásticos, disminuyendo el impacto sobre los océanos.

Además de tener una producción sostenible con empaques menos contaminantes, los consumidores actuales también buscan que los insumos de los productos sean de origen natural, por lo cual diferentes compañías han creado cosméticos orgánicos y veganos.

La gerente técnica de innovación de Natura, Mary Hoyos, afirma que la compañía tiene 81% de sus fórmulas vegetalizadas. “Natura decidió vegetalizar la fórmula de todos sus jabones. Todos los residuos orgánicos que sobran de los procesos son devueltos, lo que enriquece la biomasa y ayuda a la regeneración de vida de la tierra. Toda la perfumería utiliza alcohol orgánico y las líneas de cuerpo y maquillaje utilizan aceites 100% vegetales”.

Otras marcas de maquillaje como AHU, que es 100% colombiana, han desarrollado cosméticos veganos y libres de crueldad animal como lápiz de cejas, paleta de sombras y brochas de pelo sintético. Sus insumos provienen de plantas y derivados para no afectar al ambiente ni la piel de sus clientes.

El testeo de los productos también es fundamental en su producción y compra, esto ha transformado la industria, pues han sido los mismos consumidores quienes exigen la prohibición del testeo en animales.


“Nuestro equipo se vale de una robusta plataforma tecnológica, basada en ciencia de datos. Con técnicas de genómica, por ejemplo, realizamos el mapeo genético simultáneo de diversos activos, y los miles de datos generados amplían nuestro conocimiento sobre sus beneficios”, agregó Hoyos.

Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published.