August 15, 2022

El verano es para los niños el momento de las vacaciones, de relajarse y disfrutar y con ello, también viene la posibilidad de la flexibilidad, ya que los horarios y las actividades cambian al ponerle pausa a la escuela, aunque no al aprendizaje.

Ya sea que se vayan de viaje, asistan a un campamento de verano, cursos también de verano o hagan visitas a familiares o amigos, su alimentación se modifica, pues la rutina se rompe. Es por ello que procurar una alimentación saludable y balanceada es clave, con alimentos nutritivos y un orden, para que el cuerpo siga recibiendo los nutrientes necesarios para su buen funcionamiento.

Puedes leer: Razones por las que enviar a tus hijos a un campamento de verano

Estos son algunos consejos para mantener buenos hábitos alimenticios para tus hijos durante el verano, según comparte el sitio ‘Bebés y más’, para cuidar lo mejor posible de tus pequeños durante esta temporada de calor.

Hidratación

En el verano los golpes de calor son algo preocupante así que una buena hidratación es clave en todo momento. Además no sólo por el sol y el calor, si tus hijos realizan actividades físicas, también hay que prevenir deshidratación por este motivo. Que beban líquidos pero sin falta, agua pura, porque las bebidas azucaradas o gaseosas no son la mejor opción para la correcta hidratación.

Frutas y verduras

En verano es bueno aumentar el consumo de frutas y verduras, ya que son fuente importante no sólo para hidratar sino ricas en vitaminas y minerales. En esencia, combina colores (de verduras) y especialmente la fruta de temporada, por ejemplo, un plato con melón, sandía, melocotón y ciruelas.

Platillos frescos y ligeros

Hay que evitar la pesadez pero también es bueno que cada platillo se sienta fresco; como las sopas frías, las ensaladas o los pescados. Por supuesto, encuentra la forma de equilibrar mejor entre desayuno, comida y cena.

Consejos para una alimentación sana de tus hijos durante el verano
Consejos para una alimentación sana de tus hijos durante el verano. FOTO: Unsplash

Evita cenas fuertes antes de dormir

En general, no es bueno cenar pesado, pero en verano es todavía más preferible una cena ligera. Dormir con el estómago lleno puede provocar malestar y no permitir conciliar el descanso. Verduras, sándwiches ligeros, ensaladas, todo esto es buena opción.

No los obligues a comer

Es común que en la época de calor los bebés y los niños tengan menos hambre y reduzcan la ingesta de alimentos. Respeta su ritmo ya que la pérdida de apetito suele ser pasajera; de lo contrario, consulta con un pediatra. Así mismo, dale tiempo a su digestión con el apropiado tiempo de reposo después de comer (que no es dormir sino no hacer una actividad física inmediatamente).

Helado sí, pero de manera moderada

Un clásico de la temporada de calor es el helado y no hay por qué decirles que no, pero recuerda que tienen mucha grasa y azúcares, así que no lo hagas una costumbre y cómanlo de forma moderada, ocasionalmente.

Síguenos en


Foto del periodista Diana Miriam Alcántara Meléndez

Creo por completo en el poder de la palabra escrita; es por eso que estudié comunicación y guionismo. Tengo un Master en Comunicación, Periodismo y Humanidades con especialidad en Narrativa Audiovisual de la Universidad Autónoma de Barcelona. Soy amante del cine, las series, la música, la cultura popular, la literatura, la moda y todo lo que tenga que ver con entretenimiento, curiosidades y aprender cosas nuevas. Siempre tengo un dulce en la bolsa, hay sin falta un libro en mi buró y no puedo vivir sin papel y pluma a la mano para apuntar nuevas ideas.

Ver más

Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published.