August 19, 2022
  • Para el analista financiero, Scott Melker, buscar el fondo del precio de bitcoin es una tarea inútil que ningún mortal tiene permitido conocer en estos momentos.
  • Solo la “santísima trinidad” conoce el verdadero piso de la criptomoneda pionera y esta semana podría producirse parte de la revelación.
  • El analista y trader considera a la Reserva Federal (Fed) a su presidente y a la inflación los tres componentes todopoderosos que decidirán todo.

El renombrado analista de mercado, Scott Melker, se pronunció recientemente sobre el debatido destino del precio del bitcoin. A su juicio, no existe ningún experto, por curtido que sea, capaz de decir con precisión cuál será el verdadero fondo de la más popular de las criptomonedas.

Considera que intentar predecir si el piso está en el precio actual o más abajo es inútil porque solo un ser puede saberlo: “dios”. Y cuando habla de dios, no se refiere al de las religiones judeocristianas, sino a uno que está ubicado en la Tierra, la Reserva Federal (Fed). Junto a ese dios, comentó en su más reciente newsletter, se erige una trinidad compuesta por Jermoe Powell, presidente de la Fed, como el hijo. Asimismo, la inflación sería el espíritu santo que completa la todopoderosa tríada.

Este miércoles, se conocerá el informe de inflación estadounidense correspondiente al mes de junio. Del mismo podría depender la continuación o incluso una mayor agresividad de la Fed en cuanto a la subida de los precios de los créditos. De acuerdo a las mismas autoridades de ese organismo, la tasa se subiría entre 50 y 75 puntos básicos. Los analistas de Wall Street esperan que la inflación supere un nuevo récord de 40 años.

Artículo relacionado

O’Leary: El precio de Bitcoin puede seguir bajando, sólo falta una señal

“No tocas fondo hasta que hay un evento”, dice Kevin O’Leary respecto del precio de Bitcoin. El analista asegura que…

El destino del bitcoin en el escenario de una Fed agresiva

No es muy difícil adivinar cuál será el destino inmediato del bitcoin si la Fed continúa estimulando los temores de recesión en la economía estadounidense. Del mismo modo que el pasado mes, el precio sufriría un nuevo colapso.

Sin embargo, la realidad financiera no es tan mecánica. Al menos eso es lo que piensa Melker, quien es conocido también como The Wolf of all streests. El analista no niega que el mercado de criptomonedas experimente un nuevo colapso similar al del 13 de junio. Pese a ello, dice que no está seguro y nadie puede estarlo.

Actualmente, los analistas e inversores vinculados al mercado cripto están haciendo esfuerzos para adivinar. Es de destacar que la acción de la Fed no solamente hundiría el mercado de criptomonedas, sino todas las acciones de riesgo. Precisamente, ese es el objetivo del banco central, enfriar el mercado para detener la inflación.

Mientras tanto, los inversores del mercado cripto se mantienen a la expectativa sobre cuál será el destino del bitcoin. A última hora del lunes, el valor de la criptomoneda pionera perdió nuevamente el soporte de los $20.000 dólares por moneda. El resbalón sucede luego de varias jornadas de ligera recuperación de las acciones y las monedas virtuales. Al momento del cierre de la nota nuevamente recuperó la medida y a duras penas se mantiene por encima.

Solo las políticas de la Fed serían capaz de influir en el destino del bitcoin, según Scott Melker
El precio de bitcoin, como el de todos los activos del mercado de valores, estaría sujeto a cualquier decisión que tome el Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC) en su próxima reunión este mes. Todo apunta a que subirán los tipos en 75 puntos básicos si la inflación supera a de junio, supera a la de mayo. Imagen: Businessinsider.com

Todo está fuera de nuestras manos

Para Melker, el temor está generalizado en ese mercado, el cual es uno de los de mayor volatilidad. “La ansiedad ha entrado en acción y todos están desesperados por encontrar el escurridizo fondo”, resalta el analista. Pese a ello, agrega, son pocas las probabilidades de que alguien tenga certeza de lo que sucederá. Explica que no hay análisis que pueda encontrar el fondo real.

Afirma que tal situación se debería al momento agitado y de nerviosismo. “Todo está completamente fuera de nuestras manos“, remarcó. En su redacción insinúa que cada quien lanza pronósticos que no son más que adivinanzas. El destino del bitcoin, insiste, está solamente en manos de ese dios del que habla en su boletín.

“La desesperación ha entrado en acción y nos hemos vuelto locos. Pero todo es parte del plan de dios”, remata. Pide a los analistas de precio que dejen de engañarse. Las métricas, los patrones de comportamiento, nada de eso funciona porque solo la Reserva Federal es el determinante de los movimientos de precios. Según esa retórica, el ente estaría aplicando una manipulación de mercado para inducir la caída de los activos.

“Por dios, me refiero al Padre (la Fed), el Hijo (Jerome Powell) y el Espíritu santo (la inflación). Si cree que hay algo más que impulsa los mercados en este momento… todo está fuera de nuestras manos. Cancele su búsqueda del fondo. Si crees que está en la punta de tu lengua, olvídalo. Esta ‘Santísima Trinidad’ es todo lo que cuenta hasta que haya terminado su cruzada“, escribe el experto de mercado.

Para el analista de mercado Scott Melker, la Fed es el único fenómeno que mueve el precio de BTC
Para el analista de mercado y trader, Scott Melker, no existe ninguna posibilidad de que el precio de bitcoin se mueva al margen de lo que haga la “Santísima Trinidad” como denomina a los tres actores financieros estadounidenses, la Fed, su presidente Jerome Powell y la inflación. Imagen: Biz.crast.net

Los pasos de la Fed lo son todo para el destino del bitcoin

Aunque los más fieles seguidores del bitcoin tienden a remarcar la independencia de ese activo, la dependencia de la Fed parece ser grande. La correlación del mercado cripto con los activos de riesgo, mayormente con el Nasdaq, le hacen vulnerable a las turbulencias monetarias de EE.UU.

“Podría darse por descontado que la Fed subirá 75 puntos básicos a las tasas de interés durante el encuentro de finales de mes”

Cada movimiento brusco de los mercados financieros del país norteamericano, son replicados por el precio del BTC. A su vez, la moneda reina transmite esa turbulencia a todas las criptomonedas que componen ese mercado, también llamadas altcoins o monedas alternativas. En pocas palabras, el destino del bitcoin está aferrado de manera estrecha a cualquier movimiento que haga la Reserva Federal en los próximos días.

Este miércoles, como ya se dijo, se publicará el informe con el Índice de Precios al Conumidor (IPC). El pasado reporte correspondiente a mayo arrojó una inflación de 8.6% y disipó todas las esperanzas de un picó en los precios. Ahora, se espera que el mes de junio haya estado por encima, dado que los precios de la energía estuvieron en un alto nivel. De esto se deduce que la Fed mantendrá la visión de halcón para intentar frenar la inflación.

El mes pasado, luego de conocerse el aumento del IPC, el banco central aplicó una subida de 75 puntos a los tipos. Se trata de un patrón que viene repitiendo para enfriar el mercado, pero cuyo resultado es más inflación. Por si fuera poco, el informe de empleo publicado el pasado viernes arrojó resultados contrarios a los deseos de la Fed. Según ese reporte, para junio, la cantidad de nuevas plantillas laborales se incrementó 120.000 puestos por encima de los estimados. Estos datos podrían dar por hecho que la siguiente subida de tipos será no menor a 75 puntos básicos.

Dejar de hacer análisis al margen de dios

Para el analista, los expertos también están en un considerable grado de ansiedad. “Es probable que las predicciones más allá de estos tres factores estén fuera de lugar”, reafirma. Con esto, una vez más se refiere a la Fed, a Jerome Powell y a la inflación. Ir más allá de ellos en las predicciones, explica, “no es más que un juego de adivinanzas de alto riesgo”.

En ese sentido, aconseja a los analistas que dejen de hacer predicciones al margen de dios. Explica que las fallas en las predicciones son evidentes y cita algunos pronósticos que califica como “descabellados”. Uno de ellos, tiene que ver con las predicciones que se realizaron con base en la situación de desplome de Celsius. En el peor momento de esa firma, cuando canceló los retiros, algunos expertos hablaron de un probable desplome del BTC hasta los $10.000 dólares.

A pesar de este mensaje de Melker sobre el destino del bitcoin, el grueso de los analistas apunta a un poderoso sentimiento bajista. En Wall Street, el clamor es que la moneda sufrirá un nuevo desplome que realmente podría llevarla a la franja de los $10.000 dólares. Desde Robert Kiyosaki hasta estrategas de las principales instituciones financieras ven nítidamente esa posibilidad.

Para los entusiastas de esa criptomoneda, la caída es un fenómeno saludable y abriría las puertas a muchos pequeños inversores. Así, estos podrían entrar al mercado a un precio bajo antes del siguiente bull-run. Lo cierto de todo esto, es que el optimismo en cuanto a precio de esa moneda parece estar en el subsuelo. Los inversores estarían esperando un descalabro, tanto en las criptomonedas como en los principales índices. En consecuencia, esta semana podría convertirse en un augurio contundente de una época de recesión.

Artículo relacionado

Bitcoin podría hundirse por debajo de los US $18,000

La presión sobre todas las criptomonedas está llevando a todos los activos digitales a acumular pérdidas monumentales que amenazan con…

A la espera de un catalizador

Al margen de la visión de Melker, otros analistas consideran que el precio de la moneda se mantendrá en un rango de consolidación. Tal estado se mantendría hasta que un catalizador macroeconómico aparezca en el horizonte. Esa es la visión de un trabajo publicado este lunes en el portal especializado Cointelegraph.

De cualquier manera, la predicción de ese análisis sospecha que, aunque el fondo parece evidente justo ahora, podría haber un movimiento bajista. “Los indicadores técnicos están cotizando cerca de mínimos históricos, pero los analistas dicen que un nuevo ‘catalizador macro’ podría demostrar que el rango actual no es el mínimo”, subraya el trabajo.

Ese informe considera que, viendo movimientos anteriores, el destino del bitcoin podría apuntar a que está en un fondo. No obstante, afirma que en caso de que así fuera, no es de esperar un crecimiento del precio en un futuro próximo. “La historia muestra que los períodos de debilidad pueden prolongarse por meses”, explica. El artículo agrega que otro componente que pesa considerablemente es la fortaleza del dólar estadounidense.

Los indicadores apuntan a una posible recesión en la principal economía global. Ante ese escenario, el precio de la criptomoneda pionera intenta sostenerse por encima de los $20.000 dólares. El citado trabajo remarca que el precio actual, es “el último soporte estructural claro en el gráfico de Bitcoin de alto plazo”.

Aunque se podría pensar que este trabajo no marca una tendencia contundente, por lo menos insinúa que es más probable que el fondo sea ahora. De cualquier manera, la posibilidad de subida parece totalmente negada y, desde hace semanas, los pronósticos alcistas prácticamente se extinguieron del vocabulario de ese mercado.

El valor de la más importante de las criptomonedas se mantiene a duras penas por encima de los 20k
El precio de la más popular de las criptomonedas lucha por mantenerse encima de la marca de los $20.000 dólares por moneda. Algunos expertos afirman que se trata del fondo de su precio, aunque no descartan que “factores macroeconómicos” le hagan bajar hasta los $10.000 dólares. Imagen: Tradingview.com

La moneda se debilita por la salida de juego de los mineros

Otro dato que llama la atención, es que la seguridad de la red blockchain parece estar disminuyendo. Es de tener claro que eso no significa que la misma sea vulnerable, sino que es menos robusta. Esto se debe al invierno, pues la caída de los precios de la moneda más el incremento de la energía ha provocado la salida del juego de muchos mineros.

El hashrate o poder informático de la moneda viene cayendo aceleradamente. Esto sucede en la misma medida en que los ingresos de los mineros son inferiores a los gastos operativos necesarios para mantener sus granjas funcionando. Para el 11 de junio, el poder de hash tocó un pico histórico de 231.4 EH/s. Sin embargo, la caída del lunes 13 de ese mismo mes, fue suficiente para muchos mineros.

El destino de muchos mineros de bitcoin parece sellado si la moneda no sale del actual atolladero. Hasta el pasado domingo, el hash de la principal de las criptomonedas descendió hasta 204 EH/s, según datos de Blockchain.com. De acuerdo a otro importante portal de medición, Coinwarz, el cómputo está por el orden de 197 EH/s.

La rentabilidad de los equipos mineros es cada vez menor dado que se mueve al son de la dificultad de la red, la cual se mantiene por encima de los 29T. A pesar de que los últimos dos ajustes han sido a la baja, el incremento que venía experimentando el hash apenas está perdiendo impulso.

Debe tenerse en cuenta que el hashrate y la dificultad están estrechamente unidos y la segunda se ajusta en proporción al movimiento de la primera. Los ajustes de dificultad se producen cada 2016 bloques, lo que equivale aproximadamente a dos semanas. El objetivo de estos movimientos de complejidad es mantener el periodo de procesamiento de cada bloque en un promedio cercano a 10 minutos de intervalo.

Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published.