August 14, 2022
Celebraron misas en honor a la Virgen Del Carmen en Araira

La devoción, el amor y el cariño de los pobladores de la parroquia Araira, municipio Zamora de Miranda, por la Virgen del Carmen se manifestaron este sábado 16 de julio cuando concurrieron masivamente a las misas ofrecidas en honor a su patrona.   

A las 10:30 am se realizó la primera eucaristía oficiada por el párroco de Beato Domingo y Sol (La Rosa), Jorge Pastor, y concelebrada por el padre de Araira, Humberto Delgado, y el diácono César Castillo.

Estuvo presente el alcalde de Zamora, Raziel Rodríguez, entre otras personalidades.

El encargado de relaciones institucionales de la Asociación Alfombras de Flores de Araira, Samuel Berroterán, señaló que la novedad de este año fue que un grupo de descendientes de los colonos -que se asentaron en estas tierras en 1877, aproximadamente- ofrendaron una bandera de Italia que de ahora en adelante estará en el altar junto a las de Venezuela, el Vaticano y Miranda.

El obispo de la Diócesis de Guarenas, Tulio Ramírez, celebró la segunda homilía del día a las 5:30 pm.

Luego la imagen más antigua de la Virgen, llamada “la Señora” por los lugareños, sería conducida en procesión por las calles Bolívar, Miranda, Lídice y Santa Rosalía para llegar de nuevo a la iglesia.

A los pies de “La Señora” colocaron ramilletes de rosa, gerbera, mini gypso, gladiola  y solidaster acompañados por palmas.

Berroterán dijo que esta celebración religiosa coincidió con dos hechos importantes para los habitantes de esta localidad. El primero tiene que ver con el cuadragésimo (40°) aniversario de la construcción del templo; mientras que el segundo está relacionado con el regreso del padre Delgado a la parroquia eclesiástica.

Delgado fue párroco del lugar entre 1992 y 1993. En ese momento gestó la idea de la realización de las alfombras de flores para embellecer la segunda procesión de la patrona por la población, que se lleva a cabo después de su día.

Por decisión de los superiores de la Iglesia católica, el padre fue a cumplir su misión en otro destino, pero los araireños acogieron la idea y con el paso de los años se creó una tradición.

Luego de 30 años de ausencia, el sacerdote retorna a esta población, enclavada entre las montañas.

La historia del templo

De acuerdo con la antropóloga e investigadora Nelly Pittol, la población tuvo una primera iglesia que se construyó entre 1920 y 1937.

“Ese templo fue bendecido por Marcos León  Lucas Castillo el 6 de julio de 1942. Tenía un estilo neogótico y fue construido con el esfuerzo de colaborados y, sobre todo, por gran parte de la población de inmigrantes que habían ofrecido, cuando vinieron a Venezuela, levantar un templo en honor  a la Virgen del Carmen”, refirió.

Integrantes de la Sociedad del Carmen le dijeron a Pittol que cada semana salían a colectar dinero mediante la visita casa por casa, y la gente contribuía con una puya, un real o un bolívar. Lo que tuvieran.

Aparte de eso los araireños cargaban con piedras y arena del río Araira para la obra. Por estas razones el templo duró mucho tiempo en erigirse porque construían de acuerdo con lo que obtenían.

En 1937 el padre Galíndéz celebró una misa en ese espacio que ya contaba con el piso y el techo de zinc. También estaba la imagen de Nuestra Señora del Carmen que había sido adquirida por la Sociedad en 1932.

En los libros de esta agrupación religiosa está detallada la compra y confección de paños, manteles, floreros y candelabros, así como las donaciones de las personas de la comunidad. La gente fue armando su iglesia de a poco.

El terremoto que sacudió a Venezuela el 29 de julio de 1967 afectó de manera considerable a la iglesia, sobre todo el área del altar.

Pittol indicó que años más tarde, por instrucciones del Ministerio de Obras Públicas, fue  demolida la estructura para dar paso a un nuevo recinto religioso.  

Bendijeron el espacio y el gobierno nacional hizo un aporte, pero pasaron diez años sin que se iniciara la nueva obra.

En 1980 Bernard Karikamury fue nombrado párroco de Araira y el día de San José de 1981 ofreció una novena a este santo para que hiciera posible la construcción del templo en un año. Efectivamente, en 1982 inauguraron la iglesia actual.

Para esta edificación y la casa parroquial la Gobernación de Miranda utilizó los mismos planos de la iglesia de San Pedro de los Altos (Los Salias), pero todos los elementos  que hay adentro fueron dados en colaboraciones de instituciones, empresas privadas, grupos religiosos y la comunidad, acción que estaba coordinada por Karikamury y las integrantes de la Sociedad del Carmen.

Para recaudar fondos ellos organizaron rifas, verbenas, ventas de tarjeta de Navidad y recolectas para el inmueble nuevo, su consagración y bendición.  

La iconografía o diseño interior fue realizado por el artista Tomislav Juric, residenciado en Guatire, y el padre Karikamury. Cada elemento es un símbolo con significado religioso.

Los araireños escucharon el sermón del padre Pastor. Foto Cortesía Nelly Pittol

Una devoción

La historia del templo está vinculada con Araira y sus orígenes. Los indios Tomuzas habitaron este espacio que, para finales del siglo XIX, se convirtió en la Colonia Mixta Araira por decreto del presidente Antonio Guzmán Blanco. Su intención fue promover el desarrollo agrícola del país.

El mandatario abrió las puertas a grupos procedentes de Europa. Los primeros en llegar a Araira fueron los franceses, pero no se adaptaron a las condiciones físicas del lugar y lo abandonaron.

Inmigrantes italianos de la región de Belluno se mostraron dispuestos a trabajar en Venezuela. Cuando estaban en altamar los sorprendió una tormenta terrible. Estas personas pidieron a la Virgen del Carmen que acabara con el peligro y a cambio construirían una capilla en su honor. Al llegar a Araira iniciaron la devoción.

En lo alto de la entrada principal de la iglesia actual está una pintura que hace referencia a la advocación Mariana a la que claman las almas del purgatorio para que sean salvadas.

Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published.