August 11, 2022

Informe del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social

De 188 Aspectos Susceptibles de Mejora en programas de 11 dependencias, identificados desde el 2021, hasta el mes de marzo pasado, se habían corregido 129, refiere el estudio.

Atienden 68.6% de alertas en programas sociales federales

Luego de que el Coneval encontrara debilidades, oportunidades y amenazas en el desarrollo de las operaciones de 71 programas sociales federales durante 2021, hasta marzo pasado, sólo 68.6% de estas observaciones se habían corregido.

Según lo plasmado por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) en su informe de seguimiento a los Aspectos Susceptibles de Mejora (ASM) de los programas y acciones federales de Desarrollo social 2021-2022, durante abril del año pasado se identificó 188 aspectos que debían mejorarse en los programas operados por 11 instituciones.

Sin embargo, tras dar seguimiento durante los meses de septiembre de 2021 y marzo de 2022, sólo 129 (68.6%) de los aspectos señalados se habían corregido; mientras que de los 59 señalamientos restantes, destacó que 13 presentan un avance promedio de entre 0 y 25 por ciento.

En tanto, de los 129 ASM que, sí fueron atendidos, 89 se orientaron a la corrección de actividades o procesos del programa (69% del total); 37 aspectos estuvieron vinculados a la reorientación sustancial del programa (28.7%) y tres se orientaron a la modificación de apoyos del programa (2.3 por ciento del total).

Con menos avance

Es así que instituciones como el IMSS (27% de avance), la Secretaría de Economía (29%) y la Secretaría de Bienestar (42%) se colocan como las entidades que menos han atendido las recomendaciones del Coneval para corregir aquellos aspectos necesarios para mejorar y reorientar las acciones y los programas sociales, así como para fomentar la rendición de cuentas.

Sobre el IMSS, el Consejo Nacional de Evaluación observó retrasos en las acciones para corregir la operación y diseño al interior de tres programas sociales evaluados. En total, se identificaron 11 aspectos que debían atenderse al interior de dicho instituto de salud, de ellos, sólo ha cambiado tres relacionados con la modificación de actividades y procesos en los programas de prevención y control de enfermedades y el programa IMSS-Bienestar.

Hasta marzo pasado, el Seguro Social seguía sin atender las observaciones relacionadas con el programa Atención a la Salud, sobre realizar un diagnóstico de los programas presupuestarios de nueva creación o con cambios sustanciales que se propongan incluir en dicho programa.

Además de aspectos como actualizar en el censo de mujeres en edad fértil, el riesgo reproductivo y el método anticonceptivo usado; robustecer la supervisión y asesoría del personal operativo en las entidades en donde opera el Programa y capacitar y actualizar al personal de los Módulos de Planificación Familiar sobre el otorgamiento de los métodos de Planificación Familiar.

En el caso de la Secretaría de Economía, hasta marzo pasado, únicamente había solventado dos observaciones dirigidas a corregir actividades o procesos relacionados con el programa de apoyo financiero a microempresas familiares, por lo que aún no corrige las observaciones señaladas en el programa de generación y difusión de información para el consumidor, y la protección de los derechos de los consumidores.

Por su parte, Bienestar mantiene las fallas en tres de los siete programas observados, pues no ha logrado corregir la planeación, operación o el diseño en los servicios que brinda a grupos vulnerables, en el programa de microcréditos para el Bienestar y la articulación de políticas integrales de juventud.  

Mientras que las secretarías de Educación Pública (SEP), de Salud federal (SSA) y del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) fueron las dependencias que concluyeron el mayor número de observaciones. En el caso de la SEP, concluyó 46 aspectos, de los cuales 30 están clasificados con el propósito de corregir actividades o procesos del programa, mientras que los 16 restantes se encuentran clasificados con el propósito de reorientar sustancialmente los programas.

Por otra parte, la SSA concluyó 28 acciones; 15 estuvieron dirigidas a corregir actividades o procesos, 12 a la reorientación sustancial del programa y una se consideró en la categoría de modificar apoyos del programa. Mientras que la Semarnat concluyó 20 aspectos; 19 para corregir y uno para modificar sus programas y acciones.

El Coneval adelantó que para la evaluación del próximo año, ha contabilizado 184 observaciones en 67 programas y acciones de desarrollo social de 12 dependencias y entidades de la Administración Pública Federal, para los cuales podrán reportar avances y dar seguimiento a su cumplimiento en septiembre del año en curso y en marzo de 2023.

Añadió que si bien la cultura de la evaluación y del monitoreo ha progresado significativamente en los últimos años, ha identificado que aún existen áreas de oportunidad y retos para hacer de las evaluaciones elementos fundamentales en el análisis del desempeño y mejora de los programas y las acciones de desarrollo social que, en última instancia, buscan mejorar la calidad de vida de la población.

[email protected]

Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published.