August 14, 2022
Argentina: temen faltantes de celulares y autos tras el freno al acceso al dólar

PREOCUPACIÓN

En tanto, fabricantes nacionales de tecnología -que usan insumos importados- todavía estaban estudiando la medida sin parar la producción, aunque con temor.


SEGUIR

María Julieta Rumi / La Nación (GDA)

Introduzca el texto aquí

Las últimas medidas para frenar al acceso a los dólares para el pago de importaciones profundizarán el faltante de productos en casi todos los sectores de la economía, anticiparon a La Nación en diversas empresas que compran bienes en el exterior y estaban haciendo las cuentas para ver de qué manera podían sortear las nuevas disposiciones restrictivas del Gobierno.

Las principales señales de alarma están relacionadas con la llegada de autos, autopartes, neumáticos, teléfonos celulares como el iPhone, electrodomésticos, grifería, sanitarios, pisos, revestimientos de líneas más caras, calzado e indumentaria, entre otras cosas.

Diego Kravetz es uno de los socios de MacStation, el principal distribuidor de los productos Apple en la Argentina y, según contó, ya recibió el primer impacto de las medidas, cuando no pudo terminar de pagar un envío de productos que le hicieron.

Para él, lo dispuesto, sin embargo, no fue una novedad, sino que, ya en marzo, a raíz de la Comunicación “A” 7466, tuvo que salir a buscar más financiación para un 40% de los productos que comercializa -Imacs, Apple Watches, auriculares y iPhones de más de US$ 500-, y ahora tiene que salir a buscar lo mismo para el restante 60% de su cartera (notebooks, ipads y teléfonos de menos de US$ 500).

“Me tengo que subir a un avión para ir a hablar con Apple, para que luego hable con los distribuidores y me den más financiamiento”, afirmó.

Después de que el lunes el Banco Central extendiera a más empresas y productos importados, las restricciones en el acceso a dólares, distintos sectores seguían analizando cómo les impacta la medida, mientras que otros actores ya están en conversaciones con sus proveedores del exterior para ver si pueden conseguir más plazo en los financiamientos para llegar a los 180 días, lo cual parece una misión imposible. En el medio advierten por los faltantes que ya existen y los que se generarían o agravarían con este estado de situación.

En tanto, fabricantes nacionales de tecnología -que usan insumos importados- todavía estaban estudiando la medida sin parar la producción, aunque con temor.

Otro sector complicado es el de la construcción. Pablo Gaytán, de Corralón Ciudadela, dijo que por ahora están en una situación parecida a la que arrastran hace un tiempo con faltantes de herramientas y sobre todo repuestos para camiones. El suministro de neumáticos es el más complejo. “Por lo pronto estamos a la espera. Tratando de comprar todo lo que se pueda y no quedarnos con los pesos. Pero la incertidumbre está. No sabemos bien que va a pasar, pero algo va a pasar”, opinó.

En tanto, desde el Grupo Construya, Daniel Muñiz dijo que en muchas de las compañías, al no tener casa matriz fuera de la Argentina, el impacto será fuerte, pero aún lo evaluaban para una comunicación formal.

Sin embargo, el dueño de otra empresa del sector de la construcción fue más contundente y dijo que, si bien sus proveedores del exterior pueden otorgarle un financiamiento prolongado, no sabe si comprar insumos en este momento porque las medidas no dan garantías e impactan de lleno en la cadena laboral.

En tanto, desde el sector alimenticio Martín Cabrales, vicepresidente de Cabrales S.A., dijo que si no bajan a 90 días el plazo de pago de las importaciones va a haber problemas de abastecimiento y de costos y aseguró que ya hay faltantes de café en algunos supermercados.

“No conseguimos proveedores que nos financien a 180 días”, aseguró.

Reportar error


Enviado


Error

Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published.