August 17, 2022
Alexis Díaz de Villegas: revisitación de un actor que nos dejó antes que cerrara el telón (IV)

Alexis retorna al cine en 2007 a través de la comedia El maní es así, corto de Fernando Timossi, donde recrea atinadamente a un voyeur, vecino sin escrúpulos, que mete en situaciones hilarantes al anciano encomendado; Domingo, relato de escasa duración dirigido por Enrique Álvarez, en el cual encarna a un joven cuya esposa le confiesa que ya no lo ama y cae en un vacío existencial, y Domingo del pez, de Lianed Marcoleta, en el que asume al padre que es inducido por una muñeca a matar a sus hijas porque algo horrible sucederá, junto a Blanca Rosa Blanco. El finado Rufo Caballero publica entonces sobre su desempeño en Domingo: “Ese buen actor que es Alexis Díaz de Villegas tarda bastante en coger el tono vocal del personaje, la tenencia riesgosa a un tipo de diálogo breve y levemente lapidario del tipo ‘me gusta tu cuello’”.

 De nuevo colabora con la EICTV, personificando a Andrés, un profesor de ruso cuyo desempeño carece de sentido ante la nueva realidad cubana en el cortometraje Siberia, drama de Renata Duque Lasio, en el que comparte escenas con Laura de la Uz, y luego consigue otro personaje agradecido en la comedia El cuerno de la abundancia (2008), filme menor de Juan Carlos Tabío, donde concibe con frescura al “bobo del pueblo”, al pícaro Miguelón Contreras, quien aprovecha la posible asignación de una herencia millonaria para casarse con la más apetecible de las chicas de Yaragüey, cuyo elenco recibe el Astor de Plata, el Premio Especial del Jurado del Festival Internacional de Cine de Mar de Plata.  El crítico Frank Padrón encomia la labor de Díaz de Villegas, “ese inmenso histrión de teatro captado también para el cine en los últimos años”.

Junto a Blanca Rosa Blanco en el cortometraje Domingo del pez (2007), de Lianed Marcoleta.

Asume un rol muy singular en el bizarro corto Molina´s  Mofo (2008), de Jorge Molina, dando aliento a Hast Du, un hombre de 38 años que ha cumplido una década de sentencia en la cárcel y a su regreso descubre que su novia ha muerto y debe tomar decisiones en una realidad conducida por un clown llamado Mofo. Es la suya una interpretación adecuada para este relato de terror, con un estilo sobrio y penetrante. En lo sucesivo, encarna con mesura a Pepe el Loco, un reportero que asiste a la guerra en Angola en el filme Kangamba (2008), de Rogelio París, suerte de homenaje a los corresponsales de guerra internacionalistas, y asoma en el corto El deseo (2008), de Alejandro Arango, producida por el Grupo Mono, sobre un hombre abducido por la operadora de una línea caliente, que se debate entre el goce comedido y la fantasía pornográfica.

Junto a Verónica Lynn en el largometraje Larga distancia (2009), de Esteban García Insausti.

Emerge en la piel de Carlos, el músico acosado por la pobreza material que sobrevive con su noble abuela (Verónica Lynn) en la cinta Larga distancia (2009), de García Insausti y nuevamente al lado de Zulema Clares. Padrón ha referido que: “En la gesticulación corporal, en el manejo del instrumento musical, está excelente; pero en determinados parlamentos (no sé hasta qué punto le habrá sido impuesto por el guion) el tono se le infla de trascendentalidad (o teatralidad)”. Para el actor resultó un goce filmar nuevamente con Esteban, toda vez que se había sentido confortado durante las grabaciones de Luz roja y concluido el trabajo, este le había dicho que deseaba contar nuevamente con él y Zulema. En otra ocasión llega a confesar que, “con Esteban se trabaja muy relajado. No le crea una tensión innecesaria a los actores y por eso es una bendición, porque uno tiene que estar tranquilo, metido en lo que va a hacer”. Por su parte, el realizador ha manifestado: “Tanto Alexis Díaz de Villegas como Zulema Clares, son actores que representan, desde sus rostros hasta sus pieles, todo lo que yo quiero transmitir a nivel introspectivo y a nivel dramático. Ambos son intérpretes con los que tengo una magnífica comunicación”.

Para esa fecha también ha intervenido en el corto de tres minutos de duración Mentiras en blanco (2009), producido por la EICTV y dirigido por Sergio Fernández, sobre dos hermanos que se debaten por el amor de una mujer, en el que igual colaboran Beatriz Viñas y Yasmany Guerrero. A continuación, asoma como un tímido pasajero de taxi que lleva su excreta para ser analizada en un laboratorio en el corto Pas de Quatre (2009), de Eduardo del Llano, y se inserta en el relato producido por la FAMCA Jorge y Elena (2009), de Carlos M. Quintela, sobre un suceso ocurrido en la noche de un día festivo, en el que la familia de un amigo de Jorge aguarda su llamada desde el exterior mientras especula sobre el estado de su relación amorosa con Elena, la chica que aún no ha arribado al lugar. Para junio de 2009 dirige la obra La otra orilla, del Premio Nobel Gao Xingjian, en el Teatro Trianón de la capital.

En el proceso de filmación de Juan de los muertos (2010), de Alejandro Brugués.

En 2010 sucede el clímax de su carrera fílmica, una vez que protagoniza la épica Juan de los muertos, de Alejandro Brugués, parodia entre el cine de horror y suspenso sin tradición en la cinematografía nacional, sobre la algarrada de muertos vivientes en la capital, donde asume a un antihéroe que encuentra en la caza de zombis un modo de supervivencia. El crítico Joel del Río asevera que “Juan de los Muertos representa la puesta al día de nuestro cine respecto a ciertas tendencias del audiovisual posmoderno, en cuanto a la preeminencia de pastiches que entremezclan varios géneros en apariencia poco afines, el empleo de personajes principales marginales o desencantados, y el regusto por un tipo de entretenimiento dirigido más a lo insólito que a lo trascendente”. Sin dudas, el personaje fue pensado para él. Aun cuando el actor no suele ser muy proyectivo de las emociones, al construir su rol precisa: “No quería concebir a Juan como un cubano que gesticula mucho con las extremidades, con los brazos. Quería que, a pesar de la invasión de zombis, él viera aquello como algo normal. Por eso, efectivamente, me inspiré en Buster Keaton. Busqué sus películas para estudiarlo”.

Cartel del filme Juan de los muertos (2010).

El crítico Pavel López Guerra recapitula este desempeño: “Alexis Díaz de Villegas (Juan) parece construir su rol desde la distancia crítica que se burla un tanto de su rango de antihéroe, aunque por momentos resulta bastante inexpresivo y planimétrico en lo vocal, físicamente constituyó una elección acertada”. Juan… obtuvo el Premio al Mejor Actor en el XXXII Festival de Cine de Oporto, Portugal (marzo, 2012), el Premio Goya a la Mejor Película Iberoamericana, el Segundo Premio del Público (Runner Up) en el Festival de Cine Fantástico de Austin, EUA; el Premio Fenómeno de Audiencia del Festival de Cine de Leeds, en Inglaterra y el Premio de la Popularidad del Festival de Cine de La Habana.

En una escena del filme Juan de los muertos (2010), de Alejandro Brugués.

[Continuará]

Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published.