August 11, 2022
Aguas tranquilas en la dirigencia de Morena en Sinaloa

El PRI está a punto de cumplir un año desde que se comenzó a manejar el cambio en la dirigencia estatal. El PAN hizo lo propio en un proceso democrático. En Morena, no se avizora el mismo panorama.


Manuel de Jesús Guerrero Verdugo, es actual dirigente en el estado. Navega en aguas tranquilas. Sobre todo porque hay jefe político. El doctor Ruben Rocha Moya lleva mano en las decisiones politicas de su partido en local. En lo nacional, ha recibido deferencias y goza del respeto del presidente López Obrador así como del dirigente Mario Delgado.


Los cambios en la dirigencia de Morena a nivel local no se ven prioritarios en la agenda política tanto del gobernador, como a nivel nacional. Las calabazas continúan acomodándose. Dependerá de los tiempos venideros.


Los llamados “corcholatas”, continúan muestreándose. Cada vez de modo más discreto luego del aparente jalón de orejas recibido días atrás. Sin embargo, llegado el momento de la operación abierta para la sucesión, seguramente será momento de realizar los enroques pertinentes en la dirigencia del partido local en el poder.


Mientras, el gobernador Rocha Moya sostiene los hilos de la política local. Dialoga con los grupos al interior de su partido y realiza acuerdos. Cada vez son menos las voces disidentes en un partido cuyo origen son los movimientos sociales cuyo único punto de coincidencia había venido siendo su líder López Obrador.


Unificar a los grupos morenistas no ha sido tarea fácil. Rocha tiene experiencia en ello, recordar que ya en 1998 fue el candidato que más votos logró para el PRD, entonces partido representante de la izquierda en México, cuyo dirigente era el hoy presidente de México.


Bajo el mando del gobernador, será más simple la unción de un dirigente local en Morena. Manuel de Jesús Guerrero, goza de la confianza de Rocha y no hay prisa por hacer cambios.


De llegar alguien, deberá ser leal al proyecto del mandatario sinaloense y del presidente López Obrador. Deberá cumplir con los principios más básicos del Movimiento de Regeneración Nacional. No robar, no mentir y no traicionar.

Tendrá que ser alguien que pueda moverse por todo el estado y dialogar con los grupos. De igual manera, será mandatorio el oportuno diálogo con legisladores federales y locales del partido y aliados.


Tejer fino y lograr convertir al comité estatal en el brazo político del gobernador, será el principal reto. ¿Nombres? Habrá que voltear a ver los perfiles con más peso, experiencia y liderazgo cercanos al jefe político del estado.

Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published.