August 14, 2022

Crisis hídrica en Nuevo León

Activistas consideran que ante la falta de lluvias y la evaporación del agua, el gobierno podría restringir aún más los horarios de suministro de agua en los próximos días. En Nuevo León sí hay agua, pues el 70% procede del Parque Nacional Cumbres de Monterrey y el 30% restante viene de Mina, pero es agua contaminada.

Foto EE: Archivo

Monterrey, NL. La presa Cerro Prieto, con 300 millones de metros cúbicos de capacidad está en un nivel crítico, con menos del 1% de llenado, por ello, le quedarían siete días para suministrar agua a la Zona Metropolitana de Monterrey, alertó Juan Ignacio Barragán, director general de Servicios de Agua y Drenaje de Monterrey.

Durante la rueda de prensa, el funcionario estatal detalló que en caso de que en los próximos días no se presenten lluvias importantes ya no podrán hacer extracciones de la presa Cerro Prieto. “En Agua y Drenaje y el gobierno del estado estamos preparados para incorporar nuevas fuentes y atender con pipas a 300 colonias que no les llega el agua”.

El periodo más crítico de la escasez ocurrirá entre los próximos 7 a 15 días, pero el abasto mínimo no debe modificarse, anotó. 

Activistas prevén que es posible que el gobierno estatal tenga que endurecer los recortes de horario en el que se puede disponer de agua para administrar el abasto.

Esto se debe en parte, a que los pozos rehabilitados o recién perforados están suministrando 987 litros por segundo a la red de suministro, es decir, 30% menos que lo que había previsto Agua y Drenaje.

En la página de Youtube #ParaHablarEnLibertad, la activista y socióloga Elizabeth Barrón declaró: “Agua sí hay, convencionalmente creemos que el agua está sólo en las presas, el agua está sobre todo en los mantos acuíferos, cuando llueve, las precipitaciones se quedan en el acuífero, y muchos de estos pozos son privados”.

La escasez de agua, detalló, se debe a que las grandes empresas mantienen el control de los mantos acuíferos porque tienen concesiones, así como al crecimiento de la población.

“El problema es quién tiene las concesiones. Hace falta una reforma a la Ley de Aguas, porque tiene muchos años, ahí menciona que mientras tengas la concesión no la puedes vender. Conagua está tratando de hacer una revisión de las concesiones y las que estén caducas podrían pasar a manos de Agua y Drenaje”.

Estimó que alrededor de 200 concesiones tienen un procedimiento administrativo y podrían perder la concesión.

Por otra parte expuso que las autoridades estatales han mencionado que los ex funcionarios dejaron al organismo en quiebra, “la quieren declarar en quiebra, lo que veo son todas las ganas de privatizar el agua, así lo hicieron en Puebla y en Querétaro”.

A su vez, Raúl Rubio Cano, autor de la columna Monitor Político, y activista, mencionó el 7 de julio de 2021, que en el caso metropolitano de Monterrey, cuenta prácticamente “con una fábrica de agua ad hoc, que en buena parte se ha conservado por ser un Área Natural Protegida, como lo es el Parque Nacional Cumbres de Monterrey”.

Explicó que el agua de esta Área Natural Protegida abastece la metrópoli en un 70%, incluyendo a sus presas. Sin embargo, “hay un 30% que viene de Mina, Nuevo León y, sobre ese abasto pende un tiradero tóxico”, por parte de una empresa que estaría contaminando el acuífero.

Rubio Cano ahondó, que en 1956 se fundó Servicios de Agua y Drenaje de Monterrey, como una institución pública descentralizada, que en las últimas décadas se convirtió en “la gallina de los huevos de oro” de los gobiernos en turno y de algunos empresarios, lo que la llevó a la quiebra, “todo indica que se ha llevado a la empresa a la destrucción para pasarla a la privatización”.

kg

Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published.