October 5, 2022
5 cosas que pueden ocurrir en tu cuerpo durante el embarazo que te sorprenderán

Cursos, Masters y Expertos Universitarios para Enfermería

Gestar una vida, y tenerla en nuestro vientre 9 meses es uno de los momentos más bonitos de la vida de una mujer. Notar cómo se va creando vida dentro de una misma es algo que toda mujer, que quiera ser madre, debería experimentar.

No obstante, el embarazo, provoca muchos cambios en el cuerpo de la mujer. La mayoría de los cuales desaparecen tras el parto. Estos cambios dan lugar a algunos síntomas, que son normales.

Una vez te quedes embarazada y acudas a tu primera consulta prenatal, tu doctor te dará toda la información que debes saber para cada trimestre de embarazo.

Pero, aunque puedas acudir a tu médico cada vez que necesites, es importante que sepas algunas de las cosas que pueden ocurrir en tu cuerpo durante el embarazo.

Todos sabemos que durante el embarazo es frecuente que desarrolles varices en las piernas, que las mamas suelen agrandarse por la preparación de las hormonas para producir leche, y que tus pies se hinchen demasiado, entre otras cosas.

Pero seguro que hay muchos otros cambios que desconoces, y por eso a lo largo de este post te sacamos de dudas.

Cambios que pueden ocurrir en tu cuerpo durante el embarazo

Todos los embarazos traen consigo ciertos cambios, tanto físicos, como emocionales. Pero no te agobies, es normal. Además, todo vuelve a su sitio tras el embarazo.

1.     Varices vulvares

Así como pueden aparecer varices en las piernas también puede darse el caso de que desarrolles varices vulvares.

Esto es debido a que durante el embarazo se produce un aumento del flujo sanguíneo y según va aumentando el tamaño del bebé, este ejerce también presión sobre la parte inferior del cuerpo, lo que puede favorecer la aparición de varices vulvares.

2.     Cambios en la piel

Siempre se ha dicho que las mujeres durante el embarazo están resplandecientes. Esto es uno de los cambios que tu piel experimenta durante el embarazo debido a cambios hormonales y el estiramiento de la piel para que puedas tener el cuerpo del bebé dentro de ti.

No obstante, no siempre es así. Algunas mujeres desarrollan manchas de color marrón o amarillento llamados cloasma o «la máscara de la embarazadas» en sus rostros.

Algunas también desarrollaran una línea oscura justamente en el medio de la parte inferior del abdomen, conocida como la línea negra, al igual que hiper-pigmentación (oscurecimiento de la piel) de los pezones, de los genitales externos, y la región anal.

Estos cambios son producidos por las hormonas del embarazo, las causantes de que el cuerpo produzca más pigmentación. Por otro lado, también puede aparecer acné durante el embarazo, puesto que las glándulas sebáceas de la piel

3.     Movilidad de las articulaciones

Durante el embarazo, tu cuerpo produce una hormona llamada relaxina, la cual se cree que ayuda a preparar al área del pubis y a la matriz para el nacimiento del bebé. La relaxina relaja los ligamentos de tu cuerpo haciéndote menos estable y más propensa a lesionarse.

Por ello, es fácil estirarse de más o lesionar algún músculo, especialmente en las articulaciones de tu pelvis, en la parte baja de tu espalda y en las rodillas.

4.     Cambios en cabello y uñas

Muchas mujeres experimentan cambios en la textura y en el crecimiento de su cabello durante el embarazo. Las hormonas que tu cuerpo segrega ocasionarán que tu pelo crezca más rápido y se caiga menos.

Pero estos cambios en la naturaleza de tu cabello no suelen ser permanentes; la mayoría de las mujeres pierden una cantidad significativa de cabello en el período después del parto o cuando cesan de dar el pecho al bebé.

Las uñas, como el cabello, pueden cambiar significativamente durante el embarazo. Las hormonas adicionales pueden hacer que crezcan más rápido y se vuelvan más fuertes.

Algunas mujeres, se dan cuenta de que sus uñas tienden a debilitarse y a romperse durante el embarazo. Al igual que los cambios en el cabello, los cambios en las uñas no son permanentes.

5.     Orinar con más frecuencia

Al igual que el corazón, los riñones trabajan más durante el embarazo. Se encargan de filtrar el mayor volumen de sangre. El volumen de sangre filtrado por los riñones alcanza su valor máximo entre las 16 y las 24 semanas y permanece en este valor hasta justo antes del parto.

Entonces, la presión que ejerce el útero agrandado puede disminuir ligeramente el aporte de sangre a los riñones.

En condiciones normales, la actividad de los riñones aumenta al acostarse y disminuye al ponerse de pie. Esta diferencia se acentúa durante el embarazo, lo que justifica en parte que la mujer embarazada sienta la necesidad de orinar con más frecuencia al intentar dormir.

Estas y otras cosas son algunos cambios, que la mujer experimenta durante su embarazo. Si tienes preguntas o dudas, no esperes a acudir a tu médico. ¡Te ayudará en todo lo que necesites!.

Tu Formación certificada al mejor precio!!

Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published.